Un peritaje confirma que la casa allanada es el lugar donde estuvo cautiva Candela

Investigadores señalaron que los restos de alimentos encontrados en la autopsia coinciden con los hallados en la vivienda; además, secuestraron una camioneta que estaría vinculada a un amigo del padre de CandelaCon el correr de las horas, nuevos datos comienzan a sumarse a la compleja investigación sobre la muerte de Candela Sol Rodríguez para determinar cuál fue el móvil del brutal asesinato que generó gran conmoción en la sociedad.

A media mañana, la policía secuestró una camioneta que estaría vinculada a un amigo del padre de la niña de 11 años que apareció muerta ayer en un basural ubicado al costado de una colectora de la Autopista del Oeste. El vehículo pertenece a una empresa de alimentos para perros y sería del cuñado de Juan Manuel Falasco, donde días atrás se produjo un allanamiento sin éxito.

Horas antes, una vecina había señalado en declaraciones periodísticas haber visto una camioneta blanca circulando a metros de la casa de Candela, con personas cuyas caras no eran conocidas por vecinos del barrio. Aún no se sabe si su versión coincide con la del vehículo secuestrado.

Paralelamente, la policía realizaba un allanamiento en la vivienda donde habría estado secuestrada Candela antes de su muerte. La casa está ubicada en la calle Kiernan 992, a 10 cuadras del lugar donde se produjo el hallazgo. La zona se encuentra vigilada por custodia policial.

Mientras avanzaba el operativo, el padre de Candela, Alfredo Rodríguez, fue trasladado a los tribunales de Morón para ampliar su declaración como testigo ante el fiscal N°6 del distrito, Marcelo Tavolaro, que investiga el crimen.

El hombre, que recibió un permiso especial para salir del penal de Magdalena, adonde está detenido desde hace un año y medio en una causa por piratería del asfalto, estuvo en el velatorio en Villa Tesei, partido bonaerense de Hurlingham. Poco después de las 8, fue trasladado en un patrullero, de la casa velatoria a la fiscalía.

Las amenazas telefónicas, claves de la investigación

Anoche, el Ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense dispuso el traslado de Rodríguez para que escuche un audio de la conversación telefónica que mantuvo una tía de la menor con uno de los presuntos secuestradores con el objetivo de identificar al autor de la llamada. Más tarde, trascendió, que habría otro llamado extorsivo.

Según publica LA NACION en su edición de hoy, la justicia sospecha que la llamada la habría realizado un conocido del padre de Candela, por lo que el asesinato podría haber sido un ajuste de cuentas y una venganza en contra de su familia.

«Ahora sí que no vas a ver más a tu hija, ahora sí que no las vas a volver a ver. Hasta que ese conchudo no devuelva la plata no la ves nunca más», se escucha en el audio de llamada que recibió la familia de la víctima el lunes pasado.

Luego de la primera declaración de Rodríguez, pasada la 1 de la madrugada, fuerzas policiales realizaron un operativo en la casa de la niña. Si bien no hubo información, se deslizó que tras declarar el padre fue llevado al lugar, donde estuvo por alrededor de cinco horas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.