Un fiscal de la Ciudad ordenó la clausura de River

Esto ocurre luego de que el Gobierno nacional autorizara a que el partido se juegue con público, pese a los incidentes del miércoles en Córdoba. Es para preservar las pruebas de los incidentes e investigar si ingresaron 12 mil personas más que las permitidas.

El fiscal penal, contravencional y de faltas de la Ciudad de Buenos Aires Gustavo Galante ordenó esta noche a la Policía clausurar el estadio de River, una vez que se desaloje por completo. La medida apunta a tratar de «conservar pruebas» por los serios incidentes ocurridos tras el partido en el que los de Núñez descendieron a la B Nacional.

El fiscal abrió una causa por daños y lesiones en riña, contra particulares. Además, habría abierto una causa contra la comisión directiva millonaria por supuestamente haber permitido que ingresaran al Monumental más público que el permitido. Según Galante, River permitió el ingreso de 53 mil espectadores contra las poco más de 40 mil permitidas.

Galante manifestó que no se clausurarían las aulas del Instituto River Plate, aunque los alumnos deberán ingresar por una puesta que no es la habitual. También seguirán normalmente las tareas administrativas, por lo que los empleados podrán ingresar.

De esta forma, el choque de la Promoción entre River y Belgrano volvió a quedar mezclado con la política y la Justicia. En el partido de ida, (2-0 en Córdoba), barras de River habían entrado a la cancha y agredido a varios jugadores.

La decisión de jugar la revancha con público fue tomada por el Gobierno nacional y resultó contradictoria con casos anteriores: en este mismo torneo Clausura, Vélez-San Lorenzo y Huracán-Estudiantes se enfrentaron sin público y en canchas neutrales después de distintos hechos de violencia. En ambos casos, las medidas fueron tomadas por la Ministra de Seguridad, Nilda Garré, con aval de la presidenta Cristina Fernández.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.