Tierra del Fuego: Fabiana Ríos dio vuelta el balotaje y ganó

En la primera vuelta había quedado nueve puntos debajo de la diputada Bertone.

Contra la lógica. Contra los encuestadores y los boca de urna. Contra el apoyo que la Presidenta Cristina Kirchner le brindó esta semana a su adversaria. Contra un sector del llamado “periodismo militante” fueguino que ayer, incluso después de las 18, basándose en vaya a saber qué dato, le pedían por radio que entregara la gobernación antes de diciembre y se preguntaban quién ocuparía la banca de la diputada kirchnerista Rosana Bertone en el Congreso.

Fabiana Ríos dio el batacazo. En una elección muy reñida, en la que hubo que esperar hasta el final para saber quién ganaba, la gobernadora se volvió a salir con la suya : como en 2007, cuando llegó al ejecutivo fueguino derrotando al peronismo, se burló del resultado de la primera vuelta y se impuso en el balotaje frente a Bertone.

Ríos recibió la bandera a cuadros cuando se llevaban escrutadas 285 de las 287 mesas que habían sido habilitadas para sufragar. Recién ahí se supo que no había posibilidades de un revés.

El cierre fue para el infarto: 50,22% en favor del Partido Social Patagónico, contra el 48,91% del Frente para la Victoria.

Una diferencia de 946 votos sobre un total de 74.379. En la primera vuelta, siete días atrás, Bertone había sacado una distancia de casi nueve puntos, que en el kirchnerismo consideraban poco menos que definitiva.

“Este triunfo tiene olor a pueblo ”, fueron las primeras palabras de la ganadora. Luego, vino una frase más de ocasión: “Esta provincia la tenemos que construir entre todos, felicitamos a nuestros adversarios, que hicieron una muy buena elección. La gente siguió confiando en este modelo”.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, que había viajado con planes de sumarse al festejo de Bertone , fue alertado apenas arribó de que el resultado no se estaba dando como esperaban.

Es la tercera vez que Ríos le gana al kirchnerismo, aunque, claro está, no se trata de la peor noticia para la Casa Rosada.

El Gobierno fueguino seguirá aliado a la administración nacional en su segundo mandato , como sucedió desde que Ríos rompió el ARI y congeló su vínculo con Elisa Carrió, quien la había apoyado para llegar a la gobernación. La mandataria reelecta, sin embargo, sigue sin decir a quién apoyará en octubre, pero dio señales de que se inclinará por Cristina. Sin embargo, Hermes Binner, su amigo, tampoco pierde las esperanzas . La llamó antes de la contienda para desearle suerte y anoche le dejó un mensaje de felicitaciones.

La clave de la victoria de Ríos respondió exactamente a la estrategia que se había marcado desde el día de la derrota. Ríos dijo que su alianza no era con las cúpulas partidarias sino con los ciudadanos, y pidió que aquellos que habían votado en blanco o no habían ido a votar revieran su posición. “ Voten a cualquiera pero vengan a votar. Hay que elegir en positivo . Que nadie decida el futuro por ustedes”, había pedido por todos los medios la gobernadora. Ayer a la mañana, cuando salió de votar, Ríos, que estudió para ser docente y farmacéutica, reiteró el llamado. El mensaje surtió efecto: una semana atrás, el voto en blanco había sido la tercera opción, con el 11 por ciento. Ayer, con la polarización que implica cualquier balotaje, apenas fue del 0,86%.

Bertone, que no dio ningún debate en la campaña ni brindó entrevistas a medios que no fueran oficialistas , había hecho un acuerdo con el Partido Justicialista, que en la primera vuelta se había presentado con candidato propio, y también con un amplio sector de la UCR, que la veía ganadora y que se había quedado con las intendencias de Río Grande y Ushuaia hace una semana. Anoche, en el gimnasio del colegio María Auxiliadora, asesores y militantes se reprochaban a sí mismos. “ Nos confiamos, nos dormimos en los laureles. Hay que aprender de este golpe ”, decían algunos militantes de La Cámpora , mientras enrollaban las banderas y se alejaban resignados a comer en algún restorán fueguino. El asado que tenían preparado en ese gimnasio, con Randazzo como estrella invitada, quedó para otra oportunidad.

Perfil

Fabiana Ríos

Profesión: maestra y licenciada farmacéutica

edad: 47

cargo: gobernadora

Nació en Rosario y se radicó en Río Grande a fines de los ochenta. En 1999 fue elegida legisladora y poco después, ante el derrumbe de la Alianza, fue una de las primeras en acercarse a Elisa Carrió y fundó el ARI en Tierra del Fuego. Eso le permitió convertirse en diputada nacional en 2003. En 2007 sorprendió a todos y se convirtió en la primera gobernadora electa en el país. Lo festejó también Carrió aunque el romance ya se hubiera terminado. Ríos evitó mostrarse junto a la chaqueña en el tramo final de la campaña y ésta mandó para el festejo a su “lilito” favorito, Fernando Sánchez. La flamante gobernadora se acercó a la Casa Rosada y generó una buena relación con Cristina Kirchner. Sus legisladores acompañaron al oficialismo en votaciones clave y a cambio, obtuvo favores del Gobierno nacional. Sin embargo, cada vez que se lo preguntan, Ríos advierte que no es ni será nunca kirchnerista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.