Tambalea el caso contra Strauss-Kahn

Habría inconsistencias en el testimonio de la mujer que lo denunció por ataque sexual; según los fiscales, «el estado del expediente es un desastre»; hoy el ex titular del FMI debe comparecer ante la Justicia.

El expediente judicial que costó la carrera al ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI) podría dar un giro impensado.

La justicia neoyorquina anticipó en más de tres semanas, para hoy, la nueva comparecencia de Dominique Strauss-Kahn, lo que anoche avalaba rumores en el sentido de que la acusación en su contra «tambalea» luego de que los investigadores descubrieran «inconsistencias» en el testimonio de la mucama que lo acusó de ataque sexual.

El rumor cobró fuerza anoche, en que lo hizo público la edición digital de The New York Times. El sitio citó fuentes de la fiscalía según las cuales el estado del expediente es «un desastre».

De hecho, una de las hipótesis es que la presentación anticipada de hoy se vincula con la posibilidad de que se flexibilicen las condiciones de arresto domiciliario que cumple el ex titular del FMI, quien se vio forzado a renunciar en medio del escándalo.

Al parecer, los investigadores no tienen duda de que hubo intercambio sexual entre Strauss-Kahn y la mucama de hotel que lo acusó, pero ya no confían en que haya sido un hecho forzado.

De confirmarse, el giro se produciría cuando faltan cuatro días para que, el próximo martes, la francesa Christine Lagarde asuma como sucesora de Strauss-Kahn en la conducción del FMI.

La fiscalía del distrito de Manhattan confirmó la inesperada cita de hoy de DSK, que originalmente debía presentarse el próximo 18. Se conjetura que, cuando menos, habrá una flexibilización de las condiciones de su arresto domiciliario. De 62 años, el francés negó siempre los graves cargos en su contra.

Según The New York Times, los investigadores tienen dudas sobre la empleada de hotel, de 32 años y origen guineano, que acusó a DSK. Al parecer, la mujer fue sorprendida ya en algún antecedente delictivo a lo que se suman supuestas expresiones sobre los beneficios que esperaba obtener de su acusación contra el ex directivo.

Los fiscales se habrían reunido ya con los abogados de Strauss-Kahn para ponerlos al tanto de la nueva situación.

«Hay problemas con el caso», habrían comentado los defensores del francés, quienes daban por seguro el retiro de alguno de los siete cargos que se presentaron contra el ex titular del FMI. Eso, aunque perduraran algunas de las acusaciones, sería letal para el caso en su conjunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.