Santa Cruz: aumento por decreto, pero los docentes siguen el paro

Peralta dispuso que el alza salarial de 25% se pague en 2 cuotas, en lugar de tres. Los maestros cumplen 51 dias de huelga, piden subas del 50% y hoy deciden si aceptan la oferta del gobernador.

El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, hizo ayer un último llamamiento público a los docentes en huelga en esta provincia y estableció por un decreto una ligera mejora de lo que había sido su oferta salarial del 25% de aumento, insuficiente según la opinión de los maestros, ya que reformó la propuesta de pago a dos cuotas en lugar de tres.

Pero, por otro lado informó que la Fiscalía de Estado de la provincia pidió a la Justicia que declare la ilegalidad de la huelga que hoy cumplirá 51 días sin clases.
De atildado traje, Peralta utilizó anoche la cadena provincial de medios de comunicación. Leyó un discurso de media hora en el que reseñó las negociaciones entabladas con los maestros desde febrero, describió las ofertas realizadas y rechazadas por los docentes y cuestionó los bloqueos a los yacimientos petrolíferos que tienen paralizada a esta actividad, el principal ingreso de la provincia.

“No hay más excusas para no dar más clases”, expresó el gobernador al final de su discurso. Un minuto antes había ido al punto que interesaba a los docentes. Sostuvo que el Estado provincial mantenía la oferta de aumento salarial del 25% (los maestros piden 50%) pero que en lugar de tres cuotas se reducía a dos, una retroactiva a marzo y la otra a pagar en julio. Nada dijo sobre los días caídos y los descuentos ya realizados a los huelguistas.

Mientras el gobernador hablaba, el principal gremio docente, la Asociación de Docentes de Santa Cruz (ADOSAC), estaba reunido ayer en un congreso provincial en la capital santacruceña, Río Gallegos. El otro gremio involucrado es AMET. El lunes había fracasado un encuentro con autoridades del Poder Ejecutivo convocado por la Secretaría de Trabajo luego que la Justicia ratificara la legalidad de la conciliación obligatoria dictada por la Provincia y rechazada por los docentes.

Los maestros debatían anoche la propuesta de Peralta. Ellos creen que tienen plazo hasta mañana para apelar la vía judicial que hasta ahora le dio la razón a la Provincia. Los piquetes siguen instalados en accesos a plantas de la industria petrolera, así como otras protestas sociales extendidas por Santa Cruz (ver Pese al festival de subsidios).

Un grupo de padres presuntamente identificados con el Gobierno hizo una marcha ayer en esta ciudad junto con alumnos primarios. Portaban una bandera argentina y pancartas con las consignas “Sin educación no tenemos futuro”, “Reflexionen, por favor” y “Valoren nuestros derechos”. En la puerta del sindicato los esperaban los maestros. Recibieron un petitorio en el que les pedían que acaten la conciliación obligatoria y vuelvan a las clases.

“¿Ustedes llevaron este petitorio también al Gobierno?”, le preguntó Vicky, una de las maestras, a la madre que entregó la carta, Iris López. “Sí”, contestó ésta. “Es triste estar cobrando 3.500 pesos”, expresó la docente. Con el aumento anunciado a la noche por Peralta, el sueldo inicial de un maestro con un solo turno se iría a $ 4.732. Claro que la canasta básica aquí es casi el doble. Peralta aseguró que la provincia ya perdió $ 200 millones por regalías e Ingresos Brutos que dejó de cobrar por la paralización de la industria petrolera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.