Robaron el busto de Eduardo Racedo y dejaron una carta contra el militar

En el monumento pegaron una nota firmada por “El pueblo”. Los autores expresan: “Ahora, con los vientos de cambio que soplan, debemos tirar los mármoles de los traidores que tanto ensuciaron a nuestra patria”.

El concejal Manuel Del Prado fue el que descubrió que faltaba el busto del coronel Eduardo Racedo, ubicado en el paseo del boulevar que lleva su nombre, frente al centro cultural Juan L. Ortiz.
El edil aseguró que tiene “una foto” en donde se ve la carta que dejaron los que se llevaron la cabeza del militar que participó en la matanza de los ranqueles y que además fue el jefe de la 3ª División del Ejército durante la Campaña al Desierto en donde asesinaron a miles de aborígenes.
“Se puede estar en desacuerdo con la figura de Racedo pero es inaceptable que se roben el busto”, aseguró Del Prado.
Según el concejal, descubrió el robo mientras caminaba “inspeccionando” las obras en los adoquines del boulevar. Confirmó que su preocupación se basa en que fue un hecho “ideológico”.
Al parecer en el escrito se lee: “Basta de mentir en los libros de historia”, en clara referencia al pasado del militar que fuera gobernador de la provincia de Entre Ríos entre 1883 y 1887.
Por ahora, como la firma que tenía era de “el pueblo” nada se sabe de los posibles autores.
Del Prado se comunicó con Rosario Romero, la secretaria de Planificación e Infraestructura, quien realizó la exposición policial.
Por su parte el concejal prometió realizar una presentación frente a sus colegas en el recinto para que sigan investigando lo que sucedió, consigna Uno.
El ejemplo del cambio de nombre a la ex avenida Rivadavia por Alameda de la Federación es un buen ejemplo de las reparaciones históricas que se pueden realizar.

El texto
“La mal llamada conquista del desierto fue en realidad un plan sistemático de exterminio de los reales dueños de esta tierra. Un plan que sirvió para consolidar la dependencia del tirano opresor extranjero. Ahora, con los vientos de cambio que soplan, debemos tirar los mármoles de los traidores que tanto ensuciaron a nuestra patria para dejar pedestales libres para los reales héroes del pueblo. Basta de mentiras en los libros.
¡Viva la historia de los valientes! El pueblo”, dice la carta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.