Proponen que otras 20 cuadras del centro de Paraná sean semipeatonales

Dentro del paquete de cambios que ideó la empresa brasileña para el transporte de Paraná, figuran una serie de obras de infraestructura que propenden a priorizar el tránsito peatonal alrededor de la Plaza 1° de Mayo.De acuerdo con lo que comunicó la municipalidad, la consultora brasileña Logitrans ha entregado ya su Diseño conceptual del sistema de transporte público en versión definitiva. Sobre la base de este trabajo, la Municipalidad redactará los pliegos para llamar a licitación con el fin de volver a concesionar el servicio de colectivos, que está en manos de la misma Agrupación desde 1984.
Según se informó oficialmente, la consultora contratada por el municipio ha hecho un estudio de la estructura actual del transporte de Paraná, y un análisis “muy detallado de la oferta y de la demanda del transporte, llegando a medir cuadra por cuadra la cantidad de gente que utiliza el transporte”, se informó en la página web del municipio. Se agregó además que “el estudio compara cada una de las líneas, las ventajas y las desventajas que poseen, para finalizar en una propuesta que integrará este futuro proceso de licitación”. Por otro lado, el municipio adelantó que “entre las posibilidades, se prevé una línea circular, centros de transferencia donde la gente quede a resguardo de la lluvia, vehículos de gran porte y de pequeño porte” de acuerdo con la demanda.
Pero, también, la consultora ha propuesto una serie de modificaciones en la infraestructura del microcentro. Concretamente, plantea la transformación en semipeatonales de 20 cuadras más, que se agregarán a las ya existentes. En torno de ese núcleo de cuadras rodeadas de semipeatonales, se trazarán dos rutas de transporte público, a las que la gente accederá caminando por las sendas prioritarias. La idea se imbrica con los cambios que propugnan en el servicio propiamente dicho, y tiende a optimizar el tiempo de traslado del usuario desde su punto de origen a su destino.
El informe preliminar que entregó la consultora consta de una serie de datos y gráficos relativos al sistema de transporte tal cual funciona actualmente, y muy sintéticamente enuncia las propuestas de mejora que los técnicos ofrecen.
Entre los datos salientes, se puede mencionar la idea que ofrecen para el microcentro de Paraná, que imaginan cruzado y rodeado de semipeatonales de modo de priorizar la circulación de los peatones, ya que se pretende que, en un futuro, gran parte de las personas que lleguen al centro a trabajar o estudiar se movilicen en colectivo.
Así, en el segmento propositivo del trabajo, incorporan un mapa aéreo donde se destacan con líneas verdes las peatonales y semipeatonales ya existentes, y con amarillo las semipeatonales que, a criterio de la consultora, deberán agregarse para optimizar el sistema de transporte.
En total, se trata de 20 cuadras más que se agregarán a las peatonales y semipeatonales ya existentes: en primer lugar, proponen extender San Martín hasta Paraguay como semipeatonal; hacer semipeatonales ocho cuadras de Pellegrini-Buenos Aires entre Paraguay y Gardel; Bavio, entre Pellegrini y Monte Caseros, también sería semipeatonal en este esquema; Monte Caseros, desde Bavio hasta el Palacio comunal se agregaría también como semipeatonal, incluyendo el mandapeatón de la Catedral.
Asimismo, la cuadra que de Urquiza que corre entre Buenos Aires y San Martín también se propone como semipeatonal; Perú entre Pellegrini y Monte Caseros, se incluiría también en el paquete de semipeatonales; y Chile, entre Perú y Bavio. Por último, la consultora propone transformar en semipeatonal a calle Gardel, entre San Martín y Buenos Aires (frente a la Iglesia San Miguel).
Siguiendo este esquema, prácticamente el microcentro completo quedaría surcado de semipeatonales, vertebradas por la Peatonal San Martín. Alrededor de este núcleo, donde prevalecerá el tránsito peatonal, circularán los colectivos.
La consultora propone dos anillos concéntricos de rutas de ómnibus. Por un lado, la consultora traza una ruta circunvalar, con la Plaza de Mayo como centro, que pasa por las calles Montevideo, desde Italia hasta Belgrano; Belgrano-Salta, entre Villaguay y La Paz; La Paz-Laprida, entre Salta y Santa Fe; y Santa Fe-Italia entre Laprida y Montevideo. La segunda ruta circular, que intersecta con la anterior, recorre las siguientes calles: Paraguay- Carbó, entre Libertad y 9 de Julio; 9 de Julio-San Juan, entre Carbó y Colón; Colón-Gardel-Alameda, entre San Juan y Santa Fe (el recorrido queda abierto); y Córdoba-Libertad, entre México y Paraguay.
Con el añadido de las semipeatonales y el trazado de las rutas de colectivos alrededor del núcleo central de cuadras modificadas, constituyendo un anillo central, la consultora pretende agilizar la marcha de los peatones, “incrementando en el orden del 3% el tiempo medio por viaje/persona”, según se lee en la primera versión del trabajo.
A esta primera versión siguió otra definitiva, enriquecida con más datos, que fue entregada recientemente a las áreas de Transporte y que en breve será difundida públicamente, según se informó ayer desde la Dirección de Transporte comunal.

“Hay que tamizarlo con las opiniones de toda la sociedad”
En referencia al trabajo propositivo de la consultora Logitrans, contratada por la comuna para que evalúe el sistema de transporte, el secretario de Hacienda, Eduardo Macri, explicó que a estas ideas “hay que tamizarlas con opiniones del Centro Comercial y de la sociedad toda”. Precisó: “Ellos presentan un plan general, y (las peatonales) no son una cuestión necesaria y prioritaria”, interpretó. Comentó que la modificación de calles a fin de transformarlas en semipeatonales forma parte de una concepción del tránsito y el transporte que está prevaleciendo en las grandes ciudades: se intenta que la gente llegue a los centros económicos y administrativos usando el transporte público, e ir abandonado la conducción en autos particulares, de modo de organizar de otro modo el fluir del tránsito. “El mundo va hacia ese lado, pero esto no quiere decir que Paraná tome esa decisión”, aclaró.
“Lo que se exige son carriles exclusivos o carriles con prioridad; no es obligatorio que tenga que hacerse semipeatonales”, dijo Macri.
Sin embargo, del trabajo de Logitrans surge claramente la propuesta del “anillo central”, surcado y vertebrado por peatonales y semipeatonales y rodeado de rutas para el transporte público, aunque en esta versión preliminar no queda claro si serán calles exclusivas para el colectivo o si por allí podrán circular, aunque en menor medida, los autos particulares.
Esta modificación del microcentro, sería complementada por cambios en algunas líneas de colectivos, con respecto a flota, tipo de coches y recorridos en algunos casos. La idea es optimizar las frecuencias y mejorar el servicio en general. (El Diario)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.