Piñera no negocia pese a la amenaza de más protestas estudiantiles

El gobierno de Chile rechazó el ultimátum de las federaciones estudiantiles. Asegura que la propuesta ya entregada contiene todos los puntos. Los alumnos la tildaron de insuficiente

El gobierno chileno de Sebastián Piñera descartó ayer presentar nuevas propuestas de reforma educativa a los estudiantes, que hace tres meses movilizados reclaman una enseñanza pública gratuita y de calidad.

No hay una nueva propuesta porque creemos que en la que se entregó el lunes están todos los temas”, dijo el portavoz de la Moneda, Andrés Chadwick, en alusión al plan presentado ese día por el ministro de Educación, Felipe Bulne.

Pero las federaciones estudiantiles se negaron a aceptarlas debido a que las consideran insuficiente respecto a la garantía constitucional de la calidad y gratuidad de la educación pública, la prohibición del lucro de las universidades privadas y la devolución al Estado de la administración del sistema de enseñanza.

Los estudiantes exigieron al gobierno de Piñera que modifique las propuestas, pero el plazo vencía ayer, luego del paro paro nacional que dejó 78 heridos y 396 detenidos.

El jueves pasado, en otra multitudinaria manifestación estudiantil, la Policía arrestó a 874 personas, con lo que el total de demorados en dos jornadas suma 1.270.

El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, aseguró que no son los estudiantes los culpables de los destrozos registrados en las calles, pero advirtió que “la gente se va a aprovechar” para imponer actos violentos, aunque se trate de “grupos minoritarios”.

“Le decimos a los dirigentes que la propuesta ya la tenemos y lo que esperamos es que ellos puedan sentarse a trabajar con el gobierno, con los parlamentarios”, indicó Chadwick.

Por su parte, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, llamó a la reflexión y a trabajar junto a las autoridades en proyectos que mejoren la educación.

Sin embargo, los estudiantes afirman que en caso de no tener las respuestas por parte del gobierno chileno que esperan van a mantener las movilizaciones, aunque se pierda el año escolar.

El movimiento sigue, cueste lo que cueste”, sentenció ayer la dirigente secundaria Daniela Isla.

En ese contexto, el ministro de Educación, Felipe Bulnes, planteó tres posibilidades de recuperar clases a colegios y alumnos que quieran salvar el año.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.