Obama declaró zonas de «desastre mayor» a Nueva York y Carolina del Norte

La emergencia alcanza a los estados más golpeados por el paso del huracán Irene, que dejó 44 muertos e inundaciones masivas. Se liberan fondos federales

Horas antes, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, había pedido a Obama que declare Nueva Jersey «zona de desastre», mientras continúa la evacuación de residentes del norte de ese estado, por las inundaciones debido a la crecida de los ríos.

Christie envió el lunes una carta al presidente Obama solicitando que declare su estado zona de desastre de manera tal que el gobierno estatal, los locales y el público puedan recibir la asistencia necesaria «lo más pronto posible», según informó el sargento Julián Castellanos, vocero de la oficina del gobernador.

Más de mil personas tuvieron que ser evacuadas este martes de sus hogares en diversas ciudades y trasladadas a los alrededor de treinta refugios, que permanecen abiertos en Nueva Jersey, precisó Castellanos.

Con ello, la cifra de evacuados se acerca a unas dos mil personas, aunque Castellanos advirtió que el número puede aumentar, ya que continúan las evacuaciones en Nueva Jersey, donde sus 22 condados se vieron afectados por el paso del fenómeno natural por la costa este de los EEUU.

La ciudad de Paterson, en el condado de Passaic, es una de las más afectadas, ya que mil residentes tuvieron que abandonar hoy miércoles sus hogares.

«En agosto llovió mucho y el terreno está saturado», lo que se sumó a la lluvia que dejó a su paso Irene, lo que provocó inundaciones y que muchos árboles cayeran, indicó el oficial.

Christie informó el lunes que las inundaciones habían alcanzado niveles récord en ese estado, donde aún 343.835 personas continúan sin energía eléctrica.

Siete personas murieron en Nueva Jersey tras el azote de Irene, sostuvo, además, Castellanos durante conferencia telefónica con medios hispanos en la que señaló que los autobuses operan con normalidad, aunque con retrasos en zonas inundadas, mientras que los trenes aún no funcionan con toda su capacidad.

En su carta, el mandatario local pidió, además, al mandatario que se exima a Nueva Jersey de tener que hacer una evaluación estatal de las zonas afectadas como requisito para determinar su elegibilidad para recibir fondos federales.

«La asistencia es necesaria ahora para brindar a los residentes de Nueva Jersey la ayuda en un momento emocionalmente y financieramente devastador», indicó a Obama en su misiva.

En la carta, Christie recuerda al mandatario que 16 mil personas tuvieron que ser evacuadas, más de 700 mil quedaron sin energía eléctrica y que las lluvias torrenciales causaron inundaciones que afectaron viviendas, caminos, el cierre de carreteras y la suspensión de los servicios de trenes.

«Los esfuerzos de recuperación siguen en marcha a raíz de la catástrofe», señaló Christie, quien recibió una llamada el lunes del presidente, el que se comprometió con que todo el proceso se lleve a cabo lo más pronto posible.

Mientras, Nueva York ha vuelto prácticamente a la normalidad con el funcionamiento regular de su sistema de transporte, los negocios y el 80% de la energía eléctrica restaurada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.