Millonario asalto a un banco en pleno microcentro porteño

Ocurrió en la sucursal del Banco Finansur, en Maipú y Sarmiento. Dos ladrones interceptaron a un custodio y se apoderaron de una saca con 3.2 millones de dólares. Huyeron sin disparar un solo tiro.

Dos delincuentes armados asaltaron a un custodio de una empresa de caudales que ingresaba dinero en un banco del microcentro porteño y se apoderaron de una saca con 3.2 millones de dólares. Huyeron sin hacer un solo disparo. Ahora, la Policía analiza los videos grabados dentro de la entidad bancaria.

El millonario robo se produjo ayer, dentro del Banco Finansur que se encuentra ubicada en la esquina de Maipú y Sarmiento. Se cree que la misma banda que concretó el robo hizo detonar,  minutos antes y a unos 150 metros de distancia, una bomba de humo para despistar a los policías.

Los investigadores analizaban esta mañana las imágenes de distintas cámaras de seguridad de la zona y del mismo banco asaltado para intentar identificar a los autores del robo, como así también el auto desde el cual se arrojó la bomba de humo.

El hecho ocurrió pasadas las 11.30 de ayer en el Banco Finansur, hasta donde llegó un camión de la empresa Transplata que debía dejar dinero en el tesoro.

Según los investigadores, dos custodios bajaron del camión, se dirigieron hasta las oficinas a realizar los trámites y, luego, regresaron al blindado para darle la autorización al portavalores para que pudiera bajar el dinero.

De acuerdo a los pesquisas policiales, el portavalores descendió del camión acompañado por los custodios e ingresó sólo al banco por una puerta lateral, tras lo cual se dirigió hasta un ascensor ubicado en el salón principal.

En ese momento, dos hombres que se hallaban en la cola y se hacían pasar por clientes se le acercaron y lo amenazaron con armas para que les entregue la saca.

Tres altas fuentes policiales aseguraron a Télam que el dinero robado alcanzó los 3.200.000 dólares y se hallaba en una única saca.

Los delincuentes, con la saca en su poder y sin disparar un solo tiro, huyeron corriendo del lugar y los pesquisas creen que ascendieron a un auto que los esperaba a pocos metros del ingreso al banco.

«Estuvo todo tan bien planificado que los custodios del blindado no alcanzaron a reaccionar», dijo una fuente policial.

En tanto, de manera simultánea, en la avenida Corrientes y Maipú, es decir a unos 150 metros del banco Finansur, fue detonada una granada de humo, por lo que varios móviles de la comisaría 1a.se desplazaron hasta el lugar.

Los investigadores creen que la granada fue arrojada desde un auto en movimiento y que los autores fueron parte de la banda que concretó el robo al blindado.

«Creemos que lo hicieron para despistar. Los móviles se desplazaron hasta ese lugar y la zona les quedó liberada», dijo a Télam un investigador policial que participa de la pesquisa.
Los testigos dicen que el auto desde el cual fue arrojada la granada era blanco o gris y se trataba de un Honda, indicaron las fuentes.

Lo llamativo para los investigadores es que todo ocurrió en el microcentro y a una hora de plena actividad bancaria, y que toda la zona está plagada de cámaras de seguridad.
Las imágenes de esas cámaras de seguridad son analizadas por estas horas por los investigadores de la policía federal y por instructores de la fiscalía de instrucción porteño número 8.

(DyN y Télam)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.