Los Pumas le ganaron a Escocia

El seleccionado argentino de Rugby le ganó, con un try de González Amorosino a 8 minutos del final, a su par de Escocia por 13 a 12. Con este triunfo Los Pumas siguen con chances de clasificarse a los cuartos de final del Mundial que se disputa en Nueva Zelanda.

En un emocionante y duro partido, Los Pumas derrotaron a Escocia, en Wellington, por 13 a 12 y sueñan con la clasificación a cuartos de final del Mundial de Nueva Zelanda. Salieron lesionados Fernández Lobbe y Roncero.

Un try mágico de González Ambrosino, que cuando parecía difícil que Argentina pudiera romper la defensa escocesa, se coló entre los defensores y apoyó.

El resultado final fue 13 a 12, gracias a la patada precisa de Contempomi Al final del primer tiempo, el equipo argentino se fue a los vestuarios perdiendo por un penal.

Escocia, con tres penales, dos convertidos, le gana a Argentina 6 a 3. Había sido un resultado justo por lo hecho por el equipo escocés, que jugó con decisión y logró anular el juego argentino.

Los Pumas se quedaron con sabor a poco y varios lesionados, un panorama difícil para el complemento. Con un comienzo que mostró al equipo escocés más ordenado y paciente que el argentino, las acciones se desarrollaron en el campo del equipo de Phelan.

El primer penal fue para Escocia, a los 6.30, que fue marrado por su pateador Paterson. La pelota se fue apenas desviada, haciendo que los hinchas argentinos contengan la respiración.

Con el correr de los minutos, Los Pumas fueron equilibrando el juego y ganando terreno, hasta que un error en un line -el primero que perdieron los argentinos en lo que va del Mundial-, le valió una inmejorable posición de ataque para convertir.

Sin embargo, apurados sacaron la pelota a Rodríguez Gurruchaga, quien ensayó un drop fallido. La intensa presión argentina da frutos recién a los 18 minutos, cuando después de una jugada en la que los forwards argentinos acorralaron a los escoceses, el árbitro inglés Wayne Barnes cobró penal.

Sin dudar un instante, Felipe Contempomi buscó los palos y, fiel a su costumbre, consiguió los primeros tres puntos del partido para Los Pumas. Escocia, no obstante, mantuvo el control del juego. Con orden y decisión, impidió que Argentina pudiera jugar, tal y como lo había hecho en sus dos anteriores presentaciones ante Inglaterra y Rumania.

Inespeadamente, a los 25 minutos Fernández Lobe sufrió una lesión en la rodilla derecha que lo obliga a dejar el campo de juego. Sin poder mantener la calma, Los Pumas se enredó en el juego que le propuso Escocia. Sin poder imponer su estilo, con situaciones adversas, pero con la esperanza de poder mejorar, el equipo argentino siguió mateniendo la presión.

Sin embargo, el partido se volcó a favor de su rival. A los 35 minutos, Paterson empató el marcador de penal. Un minuto más tarde, en otro choque frontal, Rocero se lesionó y también tuvo que dejar la cancha.

A los 39, Jackson, con una patada magnífica sumó tres puntos para el equipo escocés. No quedaba tiempo para más. Los equipos se fueron a los vestuarios con la victoria parcial de los escoceses por 6-3, difrencia mínima pero preocupuante para Los Pumas. Un try mágico

En el segundo tiempo Los Pumas hicieron algunos retoques a la fomación con la intención de equilibrar las acciones, ponerle freno a la presión escocesa que tantos dolores de cabeza le dio en el arranque del partido.

No obstante, los Escocia no sólo aguantó sino que buscó el ingoal argentino con una determinación y convicción, que le faltó a Argentina.

A los 5 minutos, un penal marrado generó la réplica escocesa que pone a Los Pumas en la cornisa del try, pero la defensa resistió los embates y consiguió conjurar la situación adversa.

La jugada reveló las debilidades del equipo nacional y las fortalezas de sus rivales, que a esta altura del partido se mostraban más disciplinados y seguros que los argentinos. Un nuevo susto sufren Los Pumas cuando Leguizamón acusa una lesión en el tobillo izquierdo que le impide caminar.

La paridad duró poco. Un drop a distancia y frente a los palos de Jacson pone a Escocia 9 a 6. Un nuevo penal penal del Cardo le dio la posibilidad a Contempomi de igualar el marcador, pero no tuvo suerte, su patada se va desviada. La frustración de Los Pumas creióe cuando Parks conviertió su drop y puso el encuentro 6 a 12 a favor de Escocia.

Nadie lo esperaba, pero todos los soñaban: el try argentino. Fue una jugada individual de González Ambrosino, que recibió de Contempomi, pisó para la línea y acorralado sobre el lateral eludió dos veces a la marca escocesa y, bajo los palos, apoyó. Para poder poner el partido a su favor sólo faltaba la conversión de Contempomi, y llegó. Alegría argentina.

Los minutos finales, en los que los jugadores escoceses, como en todo el partido, tuvieron la poseción de la pelota, fueron puro nerviosismo para los simpatizantes argentinos.

No obstante, la defensa de Los Pumas, segura, concentrada y, sobre todo, prolija, logró contener el ataque de Escocia que siguió luchando hasta el último minuto. Ganó Argentina y festejó. No jugó bien, pero tuvo la garra, y el genio de González Ambrosino en el tray, que se necesita para ganar los partidos decisivos. La ilusión de clasificar para la próxima rueda del Mundial de Rugby sigue intacta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.