Huian con garrafas robadas, chocaron a un patrullero y les descubrieron drogas

Dos sujetos que se trasladaban en moto y habían robado dos garrafas fueron interceptados por un móvil policial al que  chocaron para intentar escapar. Pero los detuvieron. En el rodado llevaban estupefacientes.Pasadas las 8.30 de este miércoles, la policía detuvo a dos delincuentes que a bordo de una moto Gilera 110 escapaban con dos garrafas que habían robado en una pensión de calle Entre Ríos y Batalla de Cepeda de la ciudad de Concordia.

Los motociclistas circulaban a alta velocidad por calle Laprida y en la esquina de Gregoria Pérez se encontraron con un patrullero que les cerraba el paso. Lejos de amilanarse, optaron por chocar al móvil para intentar escapar a pie, pero finalmente fueron detenidos junto a un familiar que intentó socorrerlos y atacó a un funcionario policial.

Según consigna Diario Río Uruguay, el hecho tomó otro cariz cuando en la requisa de la moto se encontró un paquete con pastillas, marihuana y unos cebollines conteniendo un polvo blanco, presumiblemente cocaína. En el lugar del operativo, funcionarios de la comisaría 4ª admitieron que “los detenidos son ampliamente conocidos en el ambiente delictivo”.

El Oficial Principal Roberto Barbosa, de la seccional 4º de Concordia, señaló que la policía “perseguía a dos masculinos que habrían sustraído estas dos garrafas de 10” de un domicilio en esa zona de la ciudad, en inmediaciones de la ex fábrica Pindapoy.

En el operativo también fue detenido otro hombre, porque “en el momento de la persecución policial, sus familiares quisieron ayudar a que escapen, pero igual se logró detenerlos”.

El operativo que había comenzado como un robo en grado de tentativa, ya que no se había consumado, se agravó para los detenidos ya que debajo del asiento de la moto Gilera 110 en la que escapaban se encontró “un paquete de cigarrillos con ciertas sustancias sobre las que se están haciendo peritajes”.

En el lugar también había quedado el Móvil Policial 241 –un VW Polo, dominio ERX 838- que pertenece al comando radioeléctrico y que presentaba los evidentes signos del choque con la motocicleta.

Por su parte, el oficial Jorge Faust, de la División Toxicología, precisó que “dentro de una caja de cigarrillo había diferente material estupefaciente y si bien hasta ahora no hemos determinado la sustancia, a simple vista seria marihuana, cocaína y pastillas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.