Hebe se presentó ante Oyarbide para querellar a Schoklender

La titular de Madres destacó el trabajo del juez y pidió que los responsables del escándalo «vayan presos para siempre».

La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, auguró que los responsables de lucrar con la causa de la de las Madres “vayan presos para siempre”, al presentarse como querellante en la causa que investiga a los hermanos Pablo y Sergio Shocklender por presunto lavado de dinero y defraudación al Estado.

En declaraciones a la prensa a la salida de los tribunales de Comodoro Py, la titular de la entidad confirmó que fue recibida por el juez federal Norberto Oyarbide, de quien aseguró que “está trabajando muy bien”.

Asimismo, enfatizó que no tiene miedo de quedar imputada en la causa que investiga al ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo y a su hermano.

Por su parte, el patrocinante, Eduardo Barcesat, indicó que el texto presentado “alude a la existencia de una asociación ilícita que perjudicó a la fundación”, y cuyos principales responsables son los hermanos Schoklender.

También sostuvo que alegó falsedad documental, al tiempo que advirtió que la asociación ilícita “tiene una ramificación más profunda” de la que se podría pensar.

“’Sueños compartidos’ fue un proyecto de generación de viviendas para los más necesitados, fue un proyecto magnífico que se puso en marcha y las madres fueron estafadas”, señaló el letrado deslindando toda responsabilidad a las Madres en la investigación.

A su vez, Barcesat confirmó que tanto Hebe como su hija recibieron amenazas y “ha habido un clima de violencia” en un intento por impedir que se materialice la presentación ante la Justicia.

El abogado de Hebe, que aclaró que no a la Fundación, remarcó que lo único que piensa es en “proteger a las Madres” y calificó de “doloroso” que se haya mal obrado en el proyecto social que llevan adelante.

Además, el letrado consideró que el ex poderado de la Fundación actuó como “hipnotizador” de la titular de la entidad, Hebe de Bonafini.

En declaraciones a , aseguró que la dirigente “en ningún momento consintió” la malversación de fondos que se habría cometido.

“Desgraciadamente, los hermanos Schoklender abusaron de la confianza, del afecto, del amor, incluso, que le brindaron las Madres creyendo que habían culminado un proyecto” de construcción de viviendas con del Estado.

En ese sentido, el abogado calificó a Schoklender de “hipnotizador, ya que cada vez él aparecía con una innovación tecnológica más audaz y Hebe estaba entusiasmada con que él estaba haciendo cosas más novedosas”.

“Lo que no se pudo advertir es que, detrás de esto, más allá de la bondad del proyecto y de la obra, había una mezcolanza y un proyecto de enriquecimiento incompatible con una entidad de y con la función de esta fundación”, señaló Barcesat.

“Es evidente que los fondos que correspondía percibir a la fundación durante ese proyecto ‘Sueños Compartidos’ que se inició en el año 2006 han sido parcialmente desviados a través de descuentos en entidades financieras para atender a proyectos personales y de enriquecimiento”, agregó.

Advirtió que los Schoklender “desgraciadamente tomaron un personal indebido formando paralelas” a la fundación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.