Hay un sospechoso por el homicidio del indigente en Paraná

Los escasos testigos y pruebas en el caso del ciruja asesinado el miércoles, y las dificultades para romper el silencio en la cárcel de Paraná, donde ultimaron a un interno el viernes, dejan pocos avances en ambas investigaciones.

Los escasos testigos y pruebas en el caso del ciruja asesinado de un palazo en la cabeza el miércoles, y las dificultades para romper el silencio en la Unidad Penal Nº 1 de Paraná, donde ultimaron a un interno el viernes, dejan pocos avances en ambas investigaciones, aunque se afirmó que hay elementos en cada caso que ya maneja la Justicia para esclarecer los hechos.

En cuanto al homicidio de Raúl Márquez, quien fue hallado muerto el miércoles por la mañana en su rancho de Lebenshon al final de Paraná, ya hay una persona sospechada, que estaría vinculada con el violento hecho, donde la víctima falleció producto de un fuerte golpe en el cráneo.

Más difícil es la situación de la causa por el asesinato de Luis Alberto Maldonado, quien murió de un chuzazo en el pabellón 12 de la cárcel de la capital provincial. El principal obstáculo con que se encuentran los pesquisas es la negativa a declarar por parte de los 11 internos que conviven en esta área de la unidad penitenciaria.

Sin embargo, según se informó, se sigue trabajando con el fin de encontrar pruebas que den con el autor material del crimen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.