Habría que ahorrar un salario promedio 14 meses para comprar una Harley como la de Boudou

Un rodado de alta gama como el del ministro de Economía requiere un importante ahorro; en cambio, para adquirir uno de menor cilindrada, alcanza con poco más de un sueldo medio

Aunque siempre fueron objetos de culto, desde que se lo vio al ministro de Economía y candidato a vicepresidente, Amado Boudou, al volante de uno de sus modelos, las motos Harley Davidson aumentaron su fama entre los argentinos. Sin embargo, de acuerdo a un análisis de la consultora abeceb.com , estos caballos de hierro están lejos de entrar en la categoría de «nacional y popular». Especialmente si su valor se calcula en relación al sueldo promedio de los trabajadores del país.

Según un informe especial de sectoresonline.com , la división de análisis sectorial de abeceb.com, para adquirir motos del nivel de las Harley Davidson, BMW, Yamaha o Kawasaki se necesita, por lo menos, ahorrar cada mes durante 14 meses el equivalente a un salario promedio de los trabajadores argentinos registrados.

De acuerdo a los analistas de abeceb.com, este tipo de motos, considerados vehículos de alta gama, continúan siendo un bien de lujo y esto se verifica en los precios. «Las principales marcas internacionales tienen modelos cuyos valores superan fácilmente los 70.000 pesos, como en el caso de las Harley Davidson, BMW, Yamaha o Kawasaki. Por ello, para adquirir motos de este nivel se necesita, por lo menos, un ahorro de un poco más de un año tomando en cuenta el salario promedio de los argentinos registrados y los modelos más accesibles de estas marcas», enfatiza el informe.

La consultora dirigida por Dante Sica encuentra en la relación entre el precio de las motos, la cantidad de salarios necesarios para comprarlas y la facilidad en la obtención de créditos, las causas para la fuerte expansión que vive el mercado de los motovehículos en el país. «A diferencia de lo que ocurre con las de alta gama, para adquirir alguna de las motos más vendidas en el mercado argentino en este momento, solo se necesita poco más de un salario promedio. Lo que, entre otras cosas, facilita la obtención de financiamiento para su compra. Esto explica el porqué de que el segmento más bajo sea el que empuja con más fuerza la actividad del sector, mientras que los vehículos de gama alta continúan siendo un nicho especial», advierte el estudio.

Para abeceb.com en los últimos tiempos la venta de motos se ha convertido en un boom. «Durante los primeros ocho meses de 2011 se patentaron alrededor de 471.584, registrando un aumento interanual cercano al 42%, lo que evidencia el buen momento del sector. El principal factor de ello es la favorable relación actual de precios y remuneraciones en los vehículos más accesibles, que están traccionando las ventas de las terminales», señalan.

Este crecimiento se verifica en todos los segmentos de las motos, pero para el 99% de los argentinos una Harley como la de Boudou es sólo para mirar. «En el mismo período, los patentamientos de las motos de alta gama se expandieron un 34,5%. No obstante, todavía ocupan un lugar menor en el mercado argentino. Durante el 2011, se patentaron alrededor de 3.500, lo que explica menos del 1% del total», resalta el estudio.

Se agranda la brecha. Además, los analistas apuntan que la brecha entre los grupos se agranda. «Si bien la diferencia entre las motos de baja y alta gama siempre fue abultada, ésta tendió a acentuarse a partir marzo de 2009. Los precios de los vehículos de lujo acompañaron la tendencia del aumento generalizado de precios de la economía, así como también la depreciación del tipo de cambio. De esta manera, se expandieron alrededor de un 52% desde esa época. Mientras tanto, los valores de los modelos más populares no sufrieron importaciones variaciones en los últimos dos años y solo aumentaron un 15%, ubicándose por debajo del índice de inflación».

También, en abeceb.com identifican que «por esta evolución del mercado, los vehículos de gama alta han mantenido su elevado status y, además, es posible que este nicho enfrente problemas de escasez en los próximos meses debido a las trabas en las importaciones que está efectuando el gobierno nacional». Esta advertencia del informe aplica porque algunas marcas de lujo que no producen en el país ni están asociadas a una terminal local, como BMW o Harley Davidson, que han sufrido problemas de abastecimiento que afectarían el mercado. «En algunos casos, la caída de las importaciones en los primeros ocho meses de este año varía entre el 50% y el 80%, lo que revela cuál es la situación en este momento», subrayan.

Aunque el estudio también resalta que «esto solo ocurre en vehículos de alta gama, porque en general, las compras al exterior crecieron fuertemente». En lo que va del año, las importaciones crecieron un 35% en comparación con el mismo período de 2010, impulsadas principalmente por los modelos económicos y populares. Eso, hasta que las firmas superaron el cupo fijado por el Gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.