Feroz desalojo en Jujuy deja un saldo de tres muertos y 49 heridos

Sucedio en un terreno de lan  firma Ledesma ocupado. Un juez ordenó el desalojo y hubo un fuerte  cruce,  que incluyó balas. El gobernador habló de uso político. Y un ministro renunció.

“Te pido disculpas. Ya perdí la cuenta de la cantidad de heridos y lesionados. Ni siquiera te puedo confirmar la cantidad de muertos, ya que hay personas que en estos momentos están peleando por su vida. Parece que estamos en una zona de guerra” . Las palabras de Roberto Maizel, director del único hospital de Libertador General San Martín, grafican las horas de tensión y desesperación que ayer invadieron este pueblo del Departamento de Ledesma, en Jujuy. La sangrienta batalla campal comenzó cuando, minutos después de las 6.30 , unos 350 policías avanzaron sobre unas 700 familias que estaban ocupando un predio de 15 hectáreas , perteneciente a la empresa Ledesma. En la brutal represión hubo de todo: gases lacrimógenos, una lluvia de piedras y balazos, tanto de goma como de plomo. El saldo: tres muertos, dos de ellos manifestantes y un joven policía. Y 49 heridos, varios de ellos muy graves, dijo Maizel.

“El miércoles habíamos acordado conectar gas y luz en el predio. Por la noche, nos enteramos de una orden de desalojo de un juez de la región -dijo el Intendente, Jorge Ale-.

Avisamos a la Gobernación que podía haber disturbios . Finalmente, la policía avanzó. Quise comunicarme con el juez y parece que después de firmar el desalojo se fue de vacaciones”. Ale fue el encargado, anoche, de confirmar que “hubo t res muertos y una persona con muerte cerebral : tiene un balazo en la cabeza”.

Los fallecidos fueron Alejandro Farfán, de 22 años, agente policial; un joven de 17 años e igual apellido, Ariel Fargán y Félix Reyes Pérez, de 21. Así, ya son 12 los fallecidos por represión a la protesta social.

En una recorrida que Clarín hizo por el lugar, después de los disturbios, unas 2.000 personas seguían ocupando el terreno que, según ellos, Ledesma les había prometido para viviendas. Entrada la noche, cientos de familias se cobijaban en carpas armadas con bolsas de residuos. El predio ya estaba loteado con palos y cuerdas. “ Fue una masacre . Sin ningún tipo de advertencia, la policía avanzó a los tiros para sacar a la gente que pide un lugar para vivir”, dijo Enrique Mosquera, líder de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Con 50.000 habitantes, Libertador General San Martín es la ciudad cabecera y más pujante de este departamento jujeño.

Todas las tierras que rodean el área urbana pertenecen a Ledesma , que produce azúcar, papel, alcohol, bioetanol, frutas. Ya no hay capacidad física para construir. “La única manera de que la Ciudad se pueda expandir es a través de tierras de Ledesma. El gran problema es que esos terrenos son utilizados para la cosecha de caña de azúcar. Es decir, están operativas”, explicó Juan Baigorria, concejal de Libertador.

Desde Ledesma admitieron dos cosas, que parecen contradictorias : que habían prometido esas tierras para ser entregada a gente con carencias habitacional y que habían presentado en la Justicia una orden de desalojo. “En varias oportunidades hemos donado tierras para casas sociales, agrandar un cementerio o construir un parque industrial.

Pero las obras nunca llegaron.

Lo que pedimos, antes de entregar nuevas tierras, es que haya una garantía de que las construcciones se hagan”, reconoció un alto empleado de Ledesma. Por la tarde, en Buenos Aires, la empresa emitió un comunicado diciendo que “aproximadamente 500 personas ocuparon en forma ilegal” los terrenos, y que “el Juzgado interviniente ordenó a la Policía el desalojo de las tierras”. Y agregaron que “Ledesma S.A.A.I.

lamenta profundamente las víctimas de los graves acontecimientos de violencia ocurridos en el día de la fecha, y espera que la investigación judicial esclarezca los hechos lo antes posible”.

Recién a media tarde, el Gobernador de Jujuy, Walter Barrionuevo y su candidato a sucederlo, Eduardo Fellner, vincularon las muertes ocurridas con las próximas elecciones. “ Algunos usaron la necesidad de la gente ”, dijo Barrionuevo. Y agregó: “Según rumores que me llegaron, participó personal de seguridad del ingenio Ledesma , que habría ayudado al personal policial con la ejecución de la orden judicial de desalojo”. El gobernador (quien a ceptó la renuncia de su ministro de Gobierno por el conflicto) aseguró que se sentía “sorprendido, impotente y con bronca ”. No fue el único. Según se supo en Buenos Aires, la Presidenta Cristina Kirchner, desde Lima, donde está en viaje oficial, siguió minuto a minuto el conflicto, vía telefónica .

Clarin.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.