El Papa Benedicto XVI aterrizó en Madrid

Tras los incidentes de Puerta del Sol, el Sumo Pontífice llegó al aeropuerto de Barajas para encabezar la Jornada Mundial de la Juventud. Fue recibido por el presidente Rodríguez Zapatero y el rey Juan Carlos

En el mismo aeropuerto se había preparado una ceremonia de bienvenida a la que también estaba invitado el principal líder de la oposición Mariano Rajoy (PP), que besó el anillo del pontífice.

A bordo del papamovil, Ratzinger viaja ahora a la sede de la Nunciatura en Madrid, y después se prevé la celebración de un acto de bienvenida de los peregrinos en la Plaza de Cibeles, en el centro de la capital. Allí se han dispuesto doce imágenes de la Virgen para que los jóvenes católicos católicos las visiten, canten y recen.

Esta visita ha generado mucha polémica en España por los altos costos del viaje papal que en parte paga el Estado. Se calcula que la visita le costará a los españoles más de 50 millones de euros, aunque el Gobierno de Zapatero no ha brindado información al respecto.

Por eso unos 15 mil personas se manifestaron por la tarde del martes para protestar contra la financiación pública de la visita papal. La llamada marcha laica desfiló por el centro de Madrid hasta que llegaron a la Puerta del Sol, símbolo de las manifestaciones de indignados, donde los esperaban miles de peregrinos.

Ambos grupos se lanzaron consignas en contra. «¡Menos religión y más educación!, decían los laicos. «¡Benedicto, Benedicto!», contestaban los católicos. La policía intervino para intentar separarlos, luego quiso desalojar a los peregrinos, pero como los laicos continuaban en la palza de Sol, al final se decidió actuar con palos para dispersarlos. La carga policial dejó al final 11 heridos y ocho detenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.