El menor de los Bustos Fierro fue operado ayer en los Estados Unidos

El trasplante de médula a Joaquín de 10 años, con células sanas que horas antes le fueron extraídas a su hermana Sofía, de 12 años se realizó ayer en el Centro Médico dela Universidad de Minnesota. Habrá que esperar un mes para saber si la intervención logrará curar al chico.

Joaquín es el hermano de Agustín, de 14, en cuyo nombre se realizó la campaña solidaria nacional «Un milagro para Agustín», que permitió recaudar más de un millón de dólares para encarar la costosa cirugía que procura revertir el cuadro de adrenoleucodistrofia que ambos chicos padecen.

Se trata de una enfermedad que afecta la mielina del cerebro, degenerándola con una rapidez que no se puede controlar; deja a los chicos que la padecen postrados, sin visión, audición, habla, con pérdida de conciencia y en estado vegetativo.

Las células de su hermana Sofía sólo eran compatibles con Joaquín y, por ello, se resolvió adelantar el trasplante. La operación a Agustín se pospuso para el 5 de agosto próximo porque no se consiguió a tiempo un donante compatible según informa un matutino.

El trabajo en el quirófano se realizó durante la mañana con Sofía y el trasplante a Joaquín, mediante la inyección de las células por vía venosa, se hizo por la tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.