El clásico terminó en empate y el Apertura quedó con un puntero sorpresivo

Como Boca y San Lorenzo igualaron 1-1, ninguno de los dos pudo treparse a la cima. El único líder del campeonato es el recién ascendido Atlético de Rafaela.

Un triunfo y ser único puntero. Ese es el premio que gira del otro lado de la vitrina y que Boca mira con la nariz pegada al vidrio. Porque la punta –en soledad- quedó ahí, esperando que alguien la tome. Perdió Vélez, también Colón; empató Racing, lo mismo Lanús. Entonces Atlético de Rafaela se trepó. Sin embargo, San Lorenzo con un triunfo en La Bombonera, también daba el zarpazo a la cima.

Chávez, Somoza, Erviti, Riquelme, Cvitanich y Viatri, de un lado; Méndez, Kalinski, Ortigoza, Salgueiro y Gigliotti, del otro. Promesa de buen juego rota en minutos. A chocar, meter y correr. Ortigoza con Riquelme. Erviti con Tula. Viatri con Bottinelli. Schiavi con Gigliotti. Fricción.

La primera clara, a puro empuje. Tiro de esquina desde la izquierda. Centro de Méndez, saca Schiavi. Le queda a Bottinelli: pecho y derechazo. Bien Orion, seguro. Después un tiro libre por bando. El primero para Boca, y Riquelme que le saca astillas al ángulo cuando Migliore estaba vencido.

El segundo, para San Lorenzo. Sale mal Boca desde el fondo. Caruzzo comete falta y se gana la amarilla. Zurdazo hermoso de Méndez por encima de la barrera, Orion no llega y golazo: 1 a 0. Marcador abierto, partido abierto.

Para el complemento, el Turco Asad no cambió la estrategia. La contra, como arma fundamental. Tratando de aprovechar la velocidad de Méndez y Salgueiro, y la potencia de Gigliotti. Pero no tuvo mucho tiempo para defender la ventaja el Ciclón, porque Boca llegó a la igualdad a los cinco del segundo tiempo.

Desborde por izquierda de Clemente Rodríguez y centro a la carrera. La baja Viatri y Cvitanich se arroja en palomita para el 1 a 1. ¿Habilitado? Si, por Tula que había ido a cerrar la escalada de Clemente sobre la línea. Se generó polémica porque el defensor de San Lorenzo estaba afuera de la cancha en el momento que Viatri conecta de cabeza para Cvitanich. No importa, si el defensor está fuera del campo por una acción de juego se considera que está sobre la línea de fondo. Gol.

A partir de ahí, Boca dominó el balón y el terreno. San Lorenzo se defendió y no cambió su estrategia. En el segundo tiempo, el equipo de Falcioni hizo méritos como para conseguir un triunfo que lo deje en lo más alto de la tabla. Un remate de Riquelme que Migliore contuvo cuando Cvitanich y Viatri se preparaban para empujarla al gol. Y la más clara, a los 39. Gran pase de Román para Mouche –había ingresado por Cvita- que toca ante la salida de Migliore. El balón rueda manso al gol, pero Migliore se rehace, corre contra su arco, se arroja y llega a frenar la bola justo antes de que entre. Viatri entra con toco y remata de zurda a menos de un metro de la línea de gol. Palomino, heroico, se interpone y despeja el remate. Increíble.

Después de esa jugada, el resultado no podía descongelarse. Fue 1 a 1, aunque Ortigoza estuvo cerca con un remate desde afuera. Y Boca llenó de centros el área de Migliore. Nada, empate. ¿El puntero? Atlético de Rafaela con 9, más atrás, Boca, Racing y Lanús con 8; San Lorenzo, Vélez y Colón, con 7. Picante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.