El antes y el después de los ataques en Tottenham

La violencia y los saqueos se multiplicaron en las últimas horas en algunos de los barrios más pobres de Londres, donde jóvenes desataron gigantescos incendios de comercios, casas y autos en el tercer día de los mayores desmanes en varios años en la capital británica, que además se extendieron a otras ciudades.

En la primera imagen se puede ver cómo era el tradicional edificio de la cadena de alfombras Allied Carpet antes de que un grupo de encapuchados lo saqueara e incendiara la pasada noche del sábado.

Las llamas provocadas por los vándalos alcanzaron a todo el local comercial, incluso, se extendió a otros negocios linderos.

Los enfrentamientos entre la Policía y jóvenes enmascarados no se detiene. Miles de encapuchados dañaron y saquearon negocios en el corazón de la ciudad central de Birmingham, la segunda más poblada del Reino Unido después de la Londres, informaron fuentes policiales.

En esta otra imagen se puede ver como era la joyería «Paradise Gems» antes del ataque.

Los disturbios en Londres comenzaron el sábado tras la muerte de un joven detenido por la Policía, pero residentes y muchos analistas atribuyen la agitación al malestar social creciente en el Reino Unido por el desempleo.

La violencia estalló el sábado en la noche en Tottenham, en el norte de Londres, dos días después de que un policía matara a un hombre de 29 años, Mark Duggan, padre de cuatro hijos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.