Denuncian que un predio de la Policía fue centro de torturas durante la dictadura

El lugar que se encuentra en el Parque Unzué, en Gualeguaychú, habría sido usado como cárcel clandestina. El hecho fue denunciado en una carta anónima. Se sostiene que dos desaparecidos fueron torturados allí. Piden investigar la veracidad.

Una carta anónima recibida en Radio Máxima, denunció que el mangrullo policial del Parque Unzué de Gualeguaychú habría sido el lugar de detención transitoria y torturas de Noni González y Oscar De Zorzi, dos jóvenes desaparecidos en esa ciudad a menos de cinco meses de instalación del nefasto gobierno militar.
Alicia Dasso de Bachetti, integrante de la Comisión Provincial por la Memoria explicó que no existe ningún elemento firme, pero pidió que la Justicia federal tome intervención e investigue la denuncia.
“Es la primera vez que se nombra ese lugar”, dijo Alicia Dasso, quien comentó que ayer tomó contacto con integrantes de la Comisión de Gualeguaychú que “se mostraron sorprendidos”.
“Nunca supimos nada”, reiteró la mujer integrante de la Asociación de Familiares y Amigos de Desaparecidos Entrerrianos y en Entre Ríos (Afader). En ese sentido precisó a Uno: “Para mí es la primera noticia de ese lugar. Sin embargo, vamos a esperar que la Justicia federal investigue y aclare la situación”.

La denuncia
El predio administrado por el Círculo Policial de la Policía de Entre Ríos fue construido entre el 60 y 70, y la creciente de 1978 destruyó en gran parte el mangrullo, un lugar que hoy está abandonado y con techos y paredes caídas a pesar de encontrarse en un lugar privilegiado de la costa sobre el río Gualeguaychú. La denuncia menciona a los jefes militares y policiales de Gualeguaychú en aquellos años, unas siete personas, como máximos responsables locales de las desapariciones, detenciones ilegales y torturas.
Sobre Norma Noni González, se indica que fue “trasladada al principio a un lugar ubicado en el Parque Unzué denominado El Mangrullo, lugar este donde recibió las primeras torturas”, una denuncia que era desconocida hasta el momento.
En aquellos años el camino del Parque Unzué llegaba hasta el predio de La Delfina, pero había una tranquera y era imposible acceder a El Mangrullo sin permiso.
Se señala que el mismo procedimiento se utilizó con el desaparecido De Zorzi.
“Realmente con todas las pruebas que tenemos en nuestro poder, más adelante vamos a dar a conocer lugares, fechas, horarios y trabajo previo de inteligencia que se llevó a cabo, para realizar esta barbaridades de secuestros y desaparición de nuestros compañeros”, dice la misiva. Los autores de la carta manifiestan que no dan la cara porque temen que los hagan desaparecer.

Los casos
Oscar De Zorzi (Ruso) y Norma González Noni, desaparecieron en la ciudad de Gualeguaychú los días 10 y 12 de agosto de 1976.
Noni tenía 20 años cuando fue detenida-desaparecida el 12 de agosto de 1976 en el supermercado El Picaflor, en Urquiza y Rosario, y fue levantada por personal uniformado.
Oscar Alfredo De Zorzi tenía 27 años. Era empleado público y estudiaba Ingeniería en Paraná, Entre Ríos. Estaba casado y tenía un bebé de 5 meses. Fue detenido en la casa de sus padres, en zona norte de la ciudad, el 10 de agosto de 1976. Era de madrugada y lo sacaron de su domicilio, identificándose como policías federales. El hermano de Noni, Quitito González aseguró que “hay gente que sabe más de lo que dice”. De ese modo se refirió a la desaparición de su hermana Norma Beatriz González, que fue detenida “a plena mañana” el 12 de agosto de 1976 en las oficinas del supermercado Picaflor, donde trabajaba.
“Esa mañana yo salgo del quiosco y voy a ir a hablar con ella y cuando estoy llegando veo un tumulto, y me dicen que la acababan de detener”, relató Quitito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.