Copa Davis: Un día perfecto, para quedar a un paso de la semifinal

Del Potro y Mónaco aplastaron a Kukushkin y Golubev respectivamente, y Argentina se puso 2-0 en la serie en Parque Roca. Si este viernes gana el dobles, con Chela-Schwank, se garantizará la clasificación a semis.

El camino de la Argentina hacia las semifinales de la esquiva Copa Davis comenzó de la mejor forma. En el primer turno de la serie de cuartos de final ante Kazajstán en el estadio Mary Terán de Weiss, el tandilense Juan Mónaco se quedó con el punto –en sets corridos, con contundencia- ante ante Andrey Golubev, primer singlista del equipo visitante. Ahora Juan Martín del Potro hace también su trabajo y ya se quedó con el primer set fácilmente ante Mikhail Kukushkin.

Pico tuvo un sólido arranque, en una mañana que se fue calentando de a poco, tanto en cuanto el clima real del invierno porteño como por lo que fue aportando el público que lentamente pero sin pausa fue llenando las butacas del estadio ubicado en el sur de la ciudad. Desde su primer juego de servicio, que cerró sin ceder puntos, Mónaco mostró su clase. Tuvo varias chances para marcar la diferencia, pero no las pudo aprovechar y fue recién en el sexto juego cuando pudo quebrar al kazajo y ponerse 4-2, al grito de «¡Vamos!». La diferencia le alcanzó finalmente para llevarse el set en 6-3, sin pasar sobresaltos, en poco menos de tres cuartos de hora.

La historia no sólo no cambió en el segundo set, sino que fue mucho peor para el kazajo. El primer punto de quiebre llegó de arranque. Golubev hizo su aporte con un revés cruzado que se fue lejos y fue caja para Pico ante un rival cada vez más complicado, que sufrió la solvencia del argentino desde el fondo de la cancha y regaló mucho con el servicio. Así, Mónaco hilvanó una racha de seis games consecutivos y se llevó rápidamente el parcial. Y un quiebre en el tercero, aunque un rival que mejoró y dio todo para intentar salir del pozo, le alcanzó a Pico para festejar con un marcador final de 6-3, 6-0 y 6-4.

Ahora Del Potro tiene en sus manos obtener un nuevo punto para dejar a la Argentina a sólo un paso –que puede ser dado mañana, con el punto de dobles- de acceder a su séptima semifinal desde la vuelta al grupo Mundial, hace ya una década. Por lo pronto, en el primer set mandó la lógica y se impuso por 6-2 sobre Kukushkin.

El inicio del segundo set no fue fácil para Del Potro, a quien le costó cerrar con su saque para ponerse 3-1. Pero el juego se le fue simplificando: sin demasiado esfuerzo consiguió el cuarto break al saque de Kukushkin para el 4-1 y con su servicio pone el 5-1, con un ace en el game incluido. Parecía que se venía un idéntico 6-2 que al comienzo pero una pelota a la red, una doble falta del kazajo y un nuevo error desde el servicio del kazajo le permitieron a Del Potro cerrar 6-1 el segundo parcial.

Del Potro se agrandó en el tercer set. Quiso que sea el último y así lo fue. Con contundencia, mostró el ranking que lo separa de su rival. Rápidamente se puso 3-0. Descontó el kazajo (1-3) pero pronto el tandilense volvió a quebrar para el 5-1. Hubo sorpresa con el quiebre de Kukushkin (5-2) peo no inquietud: un gran quiebre de Delpo (0-40) le dio el 6-2 en el set final. Argentina está 2-0 en el arranque de la serie y sueña con cerrarlo mañana en el dobles de Juan Ignacio Chela Y Eduardo Schwank.

En caso de avanzar, del otro lado de Argentina estará el ganador del choque entre Suecia y Serbia, que definen su destino en la ciudad escandinava de Halmstad. Si ganan los serbios –lo que se presume, ya que los locales llegan disminuidos a esta serie por la ausencia de Soderling-, la Legión deberá afrontar una dificilísima parada en las tierras del número uno del mundo, Novak Djokovic.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.