23 mayo, 2024

Conmoción en Paraná: hallaron dos cuerpos en una vivienda

0
Compartir

Los cuerpos de un hombre y una mujer fueron encontrados dentro de una vivienda de la cual salía humo. La fiscal Patricia Yedro aguarda el resultado de la autopsia porque ésta le indicará, entre otros datos, quién murió primero, aunque hay otros indicios al respecto. Ambos estaban desnudos y con lesiones de heridas cortantes en el cuerpo.

El sábado por la madrugada se produjo un incendio en una vivienda ubicada en calle Crisólogo Larralde de Paraná. En el interior encontraron los cuerpos de un hombre y una mujer con heridas cortantes. Se trataba de Walter Barrios y Gisela Rodríguez.

Alrededor de las tres y media de la madrugada, los vecinos llamaron al 911 alertando del incendio. Al llegar la Policía con los Bomberos Zapadores rompieron la puerta que estaba con llave y encontraron al hombre y a la mujer sin vida en el comedor y un importante incendio ya desatado en interior del dormitorio matrimonial.

Tanto el hombre como la mujer estaban desnudos y con lesiones de heridas cortantes en el cuerpo. Barrios tendría unas 10 puñaladas: ocho en el tórax y dos en la espalda. Mientras que Rodríguez tenía un severo corte en una de las muñecas.

La investigación recayó en la fiscal Patricia Yedro quien ordenó el traslado de los cuerpos a la morgue judicial de Oro Verde. El examen médico podría estar concluido el lunes aunque habría un informe preliminar que no fue aun difundido.

Los primeros indicios e hipótesis llevaban a pensar que la mujer habría asesinado al hombre y luego se habría quitado la vida, deslizaron los investigadores.

En el lugar trabajó personal de la División Homicidios de la Policía de Entre Ríos, Criminalística y comisaría 15ª.

Un dato que surgió de la investigación es que el fuego se inició en el colchón de dos plazas. Los daños en la habitación fueron totales. Los policías no encontraron ventanas o puertas forzadas, por lo que se presume que no participaron terceros en el violento hecho.

Sin embargo, la División Criminalista realizó un minucioso relevamiento de huellas y otras pruebas para ser cotejadas y determinar si en el lugar hubo otra persona.

Hasta el momento, la investigación avanzó en pericias y testimonios de vecinos y familiares para reconstruir los últimos momentos de la pareja y la vida que llevaba cada uno.

Al parecer los fallecidos habían estado separados alrededor de ocho años y habían retomado la relación seis meses atrás. La mujer vivía en una vivienda ubicada en el fondo de la casa de sus padres. Él la buscaba en ese domicilio y se iban juntos, detalla Diario Uno.

Barrios era chapista. Allegados recordaron un violento episodio sucedido hace algunos años atrás cuando la joven lo atacó con una pala de punta en el taller y provocó daños a vehículos que estaban en reparación.

La fiscal Patricia Yedro aguarda el examen de la autopsia porque ésta le indicará quién murió primero, entre otros datos.

(EL Once)


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *