Boudou presentó el presupuesto 2012 en Diputados

Este presupuesto «no contiene la variable ajuste como en otros países», destacó el ministro de Economía, al presentar los números previstos del presupuesto para el próximo año.Boudou contrastó además la fragilidad del sistema financiero, particularmente en Europa, con «la fortaleza y liquidez de la Argentina en esta materia», al presentar el proyecto de gastos y recursos para el año próximo a la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja.

El ministro de Economía destacó este mediodía en la Cámara de Diputados que el Presupuesto de la administración pública para 2012 «no contiene la variable ajuste, como vemos en otros países que entraron en una espiral de problemas, debido a sus fuertes endeudamientos y desequilibrios fiscales».

El ministro insistió en varias ocasiones en la necesidad de que el Parlamento dé sanción a la iniciativa, a diferencia lo ocurrido el año pasado, porque «se trata de un instrumento de la democracia, no del gobierno».

Remarcó asimismo que «el año 2011 no tiene nada que ver con 2003, y eso se debe a las políticas públicas del gobierno que se fueron pautando en el Presupuesto de los sucesivos períodos».

El jefe del Palacio de Hacienda y candidato a vicepresidente de la Nación destacó que «en ocho años el crecimiento anual promedio de la economía fue de 7,6%, contra 0,7% en 1993-2002».

«Para este año, los organismos internacionales elevaron su pronóstico de suba del PIB en la Argentina a 8%, el segundo mayor ritmo de expansión en todo el mundo», agregó Boudou.

Recordó después que para 2012 se espera un crecimiento del producto de 5,1%; una variación del Indice de Precios al Consumidor (IPC) de 9,2%; y una cotización del dólar en 4,40 pesos como promedio anual.

El Presupuesto contempla igualmente un aumento del gasto público de 18,8%; inversiones un 17,9% superiores a este año; un alza de los recursos de 22,5%; y un superávit fiscal de 2,2% del PIB.

Boudou definió el contexto internacional como de «incertidumbre y volatilidad», con un bajo nivel de crecimiento en los países desarrollados y elevados rangos de desempleo.

Evaluó luego que las políticas económicas aplicadas en los países desarrollados «van a agravar la situación», en un escenario de fuerte «sobre endeudamiento y desbalances fiscales», tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea.

Evaluación
«No puede esperarse que las tasas de crecimiento en esos países se aceleren, cuando se aplican drásticos planes de ajuste de gastos, inclusive en sectores como salud y educación; bajas en las coberturas sociales, y masivos planes de despidos», explicó.

Boudou contrapuso ese cuadro con la reducción de la deuda en la Argentina, a 43% del PIB hoy, tras llegar a inicios del siglo a 176%, y resaltó que los compromisos con el sector privado ascienden a apenas 17%.

Sobre el uso de recursos públicos como fuente de financiamiento, el ministro pidió «menos ideologismo» para evaluar esa alternativa, y precisó que «Estados Unidos tiene 16% de su deuda con el Tesoro, así como el 100% de los fondos previsionales».

El ministro insistió, al respecto, en reclamar la aprobación del Fondo del Bicentenario «que por tercer año consecutivo se incluye en el Presupuesto para que el Estado pueda pagar deuda pública con reservas monetarias».

Como ejemplo de buena administración estatal de los fondos, Boudou citó el caso del Fondo de Garantía de la ANSES, «que en dos años y medio creció 150%, mucho más que en los once años anteriores, cuando regía el régimen de las AFJP».

Destacó también la ampliación de la cobertura social, a través de nuevas jubilaciones, la asignación universal por hijo «y planes como el Fines, del Ministerio de Educación, en el que ya se inscribió un millón de personas para concluir estudios primarios y secundarios, lo que implica un mayor capital humano».

Boudou mencionó, por otra parte, los avances en materia energética, con la conclusión de la represa de Yacyretá y la próxima inauguración de la central nuclear Atucha II y del Parque Eólico de Chubut.

“Todo esto es resultado de que el gobierno nacional puso a la política por encima de la economía y priorizó la generación de empleos, lo cual nos permite transformar la economía y seguir construyendo igualdad», concluyó Boudou.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.