Avanzan las modificaciones en la Peatonal de Paraná

“Suponemos que para diciembre vamos a tener bastante avanzado el proyecto”, confió el presidente del Centro Comercial de Industrial de Paraná. El emprendimiento abarca a las 16 cuadras del microcentro e involucra a unos 400 comerciantes.

“Suponemos que para diciembre vamos a tener bastante avanzado el proyecto”, confió el presidente del Centro Comercial de Industrial de Paraná, Jorge López, al ser consultado por los avances en las obras tendientes a concretar el primer centro comercial al cielo abierto de Paraná, convirtiéndose en la segunda experiencia en Entre Ríos, después de Gualeguaychú.
El proyecto en la capital provincial, siguiendo los lineamientos que motivaron estos emprendimientos en el mundo, aspira a convertirse en una alternativa a la instalación de grandes superficies.
En este marco, avanzan con las modificaciones en materia de arquitectura, comunicación y numerosos aspectos que hacen a una iniciativa comercial de estas características.
Para esta nueva instancia se consolida la conformación de una entidad, que será una cámara dependiente del Centro Comercial e Industrial que garantizará la autonomía necesaria para que los propios actores gerencien la zona –a la que han llamado área central–, y que será parte integrante del primer centro comercial a cielo abierto.
“La intervención que tendrá esta cámara estará centrada en la promoción de los comercios de la zona, en el mantenimiento de la seguridad, limpieza y la coordinación de todos los eventos que decidan concretar en conjunto para ese sector”, precisó López; haciendo hincapié en que la formación de este centro gerenciador de sus propias actividades es lo que distingue al emprendimiento de otros.
López subrayó el acompañamiento de los comerciantes, “que vienen siguiendo muy bien el proceso y eso lo evidenciamos en la nutrida participación en los talleres que venimos dictando”, apuntó.
“Estamos fortaleciendo la conformación de este centro comercial a cielo abierto con talleres que abordan, con una visión más conceptual, los criterios de gestión que debe tener el comerciante involucrado en esta zona; proponemos capacitaciones en atención al cliente, márketing, y hasta la preparación de vidrieras”, enumeró.
Por estos días, se están colocando nuevas luminarias con farolas similares a lo largo de toda la peatonal, con luz blanca. Esta tarea está a cargo de personal municipal, que es una de las partes involucradas en el proyecto; para lo cual, aporta personal y recursos que son administrados por la corporación local.
“Con las luminarias estamos en un 50% de la obra y nuestra aspiración es hacer, en un corto plazo, la inauguración de un primer tramo, para demostrar lo que se está haciendo”, indicó Jorge López.
En el mismo sentido, se están ejecutando intervenciones para reformular los bancos y los canteros; se quitaron especies arbóreas que fueron reemplazadas por palmeras provenientes del vivero municipal.
Las obras se iniciaron en marzo de este año, después de los convenios firmados en 2010 entre la Comuna, el Centro Comercial e Industrial de Paraná y la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), entidad que cedió a los profesionales que llevan adelante esta obra. En este esquema, el Centro Comercial e Industrial tiene a su cargo la articulación con los actores propiamente dichos, que son los comerciantes de la ciudad.
Por otro lado, concluida esta etapa, plantearán la colocación de la cartelería. Para ello, han elevado un pedido al Municipio para que se expida, próximamente, sobre los aspectos técnicos y de tributación planteados en la reglamentación de la ordenanza que legisla la colocación de carteles en la vía pública. La idea es presentar luego a los comerciantes esta mejora que busca unificar la instalación de letreros comerciales, tratando de hacer visualmente higiénica la zona.
El emprendimiento abarca a las 16 cuadras del microcentro e involucra a unos 400 comerciantes.
A las siete cuadras de peatonal San Martín se le suman las adyacencias: todas las semi peatonales, calles Gualeguaychú, Bavio, Pellegrini, Buenos Aires, Gardel, La Paz, Corrientes y Monte Caseros.
“Es un rectángulo donde se va a unificar estéticamente el sector, para poner en valor los comercios y edificios públicos y que a la gente le signifique un atractivo”, graficó el presidente del Centro Comercia e Industrial.
Precisamente, el gerenciamiento que proponen aspira a proveer al cliente los mismos beneficios que ofrece un shopping, con condiciones de seguridad, transitabilidad, espacios para juegos, y todos los beneficios pero a cielo abierto.

Inversión

En principio, la intervención urbana de la Comuna ronda los 850 mil pesos, de los cuales 500 mil pesos fueron destinados a las nuevas luminarias, arreglo de canteros y bancos; en tanto que 350 mil pesos se direccionarán hacia la construcción de un mandapeatón, que pretenden hacer este mismo año, para unificar los frentes de acceso a esta zona, con un criterio arquitectónico común donde se destaca y privilegia el ingreso o egreso a centro comercial a cielo abierto. Se pondrá a nivel de calle la acera, con iluminación suficiente para destacar donde empieza y termina el emprendimiento.
Por otro lado, el Centro Comercial e Industrial hace un aporte de 150 mil pesos y la CAME otorga otros 200 mil pesos más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.