Andrea del Boca: «No me gané un programa en Canal 7 por adherir al modelo»

La actriz se defiende de las críticas a Tiempo para pensar, el unitario sobre temas sociales que estrena mañana enla TV Pública

Andrea del Boca abraza, compungida, a una adolescente que le confiesa estar embarazada, en la cocina de una casa en Saavedra. Darío Grandinetti se acaba de ir. Es el fin de la jornada de grabación del tercer capítulo de Tiempo para pensar, el unitario que mañana estrena en la pantalla de Canal 7 y que pone la lupa sobre problemas sociales. Sin embargo, no termina allí el trabajo de la actriz. Debe ponerse la camiseta de productora e ir a revisar los títulos para que se termine de editar el primer capítulo. Mientras alterna entre los dos roles, habla sobre la nueva apuesta y las críticas que despierta su relación conla TV Pública.

«Fundamentalmente mi preocupación era de qué manera podemos ayudar desde la ficción a contar temas sociales para encontrar soluciones entre todos. Hemos avanzado en muchas cosas, pero por otro lado hay temas que nos corresponden a nosotros como sociedad modificarlas», expresa la actriz, sin intenciones de ocultar su reconocimiento al Gobierno, al cual apoya públicamente desde el conflicto con el sector agropecuario.

Del Boca tiene un hablar pausado y tranquilo, al punto en que no se percibe esa «ansiedad y adrenalina» que dice sentir cuando piensa en el estreno del programa que considera su «hijo», por ser su primer experiencia como única productora. Desde ese rol, enumera los desafíos que le impiden conciliar el sueño cada noche: «Por un lado desde lo actoral, porque soy una gran defensora de la ficción con contenido. También, porque cada semana cambiamos de ámbito, de historia, de problemática. Además, es una gran responsabilidad volver a posicionar la marca país en el extranjero con una producción que está a mi cargo».

En este punto se detiene varias veces a lo largo de la entrevista, mientras pondera la iniciativa de exportar ficciones argentinas por parte del canal estatal, aquel que educó a su padre, Nicolás del Boca, en materia televisiva. «Incluso los canales privados no lo están haciendo, no los comercializan como una lata, sino que venden el libro y hacen las versiones de los distintos países. Nosotros como país hemos dejado de tener una presencia internacional», remarca, sobre la tendencia que pretende revertir con su ciclo. «Creo que en 42 años de carrera he pasado por grandes desafíos pero en este caso me siento muy orgullosa de que hayan depositado en mí esta confianza», acentúa la actriz que a los ocho años saltó a la fama con la novela Papá Corazón.

 

Enla TVpública, contra todas las críticas

La actriz y conductora se muestra orgullosa de que Tiempo para pensar tenga pantalla en Canal 7 y asegura que su producto no tiene aportes estatales, como fue el caso de Sr. y Sra. Camas, la ficción de Florencia Peña coproducido porla TV Pública, que estuvo en el ojo de la tormenta en los últimos días por su bajo rating.

«Tengo el financiamiento de empresas privadas que aportan para que se pueda hacer, porque la verdad que es difícil producir», indica y remarca: «Esto no tiene nada que ver con el Incaa [el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales], que está bueno que haya tomado una posta para producir ficción en televisión, pero en este caso es una producción independiente que le vende a la televisión pública porque la televisión pública quería tener un producto de esta manera, obviamente incorporando lo que ellos necesitan y quieren mostrar».

«Si uno lo vendiera en otro canal, uno tendría otros condicionamientos diferentes, que pasan más por las necesidades de cada empresa. En esta hemos tenido absoluta libertad tanto para elegir los actores y autores o para contar la historia que sea», destaca la actriz.

Apenas se hizo público su desembarco en el canal oficial, Del Boca despertó detractores que asociaron la posibilidad de realizar este proyecto con su militancia kirchnerista. «Me da pena que haya tanta gente destructiva que no se fije en sus propios fracasos y en sus propias incapacidades y critiquen a los demás», responde la actriz.

«En mi caso particular, yo hace dos años que estoy trabajando en esta propuesta con el canal, con lo cual nadie me ha beneficiado. No he sentido que me lo han hecho de una manera fácil por adherir a este proyecto nacional y popular», expone. «Me parece que tengo más que merecido la credibilidad de parte de la televisión. He pasado por muchos gobiernos. Mi carrera es muy sólida desde la relación que he tenido con el público. Esto no me lo he ganado porque adhiera o apoye a un proyecto», sostiene ante las críticas.

 

El regreso a la televisión

Con este proyecto, Andrea del Boca vuelve a la ficción desde que se despidió hace dos años de Alguien que me quiera, en El Trece, lo cual despertó perspicacias en torno a una supuesta tensión entre su apoyo al Gobierno y su relación con el canal del Grupo Clarín. La actriz señala que muchos actores se alejaron en el último tiempo de la pantalla chica por «una falta de ideas en la televisión, donde se ha puesto más el acento en la estética y no en el contenido». «Cuando uno está disconforme con ciertas propuestas de la televisión, tiene que meterse en el barro y tratar de cambiarlo desde adentro, no desde la crítica externa», dice. En este sentido, propone a Tiempo para pensar como un oasis que convoca a esos artistas que decidieron dar «un paso al costado».

«Los canales privados los tratan de correr diciendo que este tipo de programas no son comerciales, que no gustan, pero yo creo que sí gustan. Entonces la posta la toma la televisión pública. Espero que la ficción haya vuelto para quedarse ala TVpública, porque creo que se beneficia el público porque en definitiva el canal llega a todo el país», concluye.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.