“Estamos en condiciones de ser la principal fuerza de la oposición”

El gobernador de Santa Fe está confiado en “sacarles votos a todos” para trepar al 2° puesto en octubre.

El santafesino Hermes Binner termina una entrevista con un diario brasileño y, antes de atender a Clarín , va al baño. Cuando vuelve se le notan en la nariz algunas gotas de agua –¿se refrescó la cara?– y se le ven los ojos inyectados en sangre. Se le dice que luce cansado, pero él lo niega con una sonrisa. El candidato presidencial del Frente Amplio Progresista (FAP) acaba de cosechar 2,1 millón de votos en las primarias del domingo y quedó muy cerca –a menos de dos puntos de distancia– de Ricardo Alfonsín y Eduardo Duhalde. Buscará, y lo reconoce en esta entrevista, posicionar en octubre al FAP como la principal fuerza de oposición del país.

¿Intimamente, cuánto esperaba sacar el domingo? En realidad esperábamos menos. Llegar al 7 ó 8 por ciento nos parecía extraordinario, sobre todo por el poco tiempo de campaña y porque desde el interior no es fácil hacerse conocer en el país. Si querés que te vean tenés que venir a Buenos Aires.

¿Y en las elecciones de octubre piensa que se van a replicar sus números o espera crecer? Aspiramos a crecer. Tenemos una vocación de gobierno. Por lo tanto estamos preparando un programa que vamos a presentar cerca del día de la primavera. Un programa que sintetiza la voluntad del Frente Amplio Progresista. Venimos de lados diferentes, con riquísimas experiencias que hoy son los insumos necesarios para la construcción de este frente. Tenemos muchas coincidencias y pocas disidencias. Pero en lo sustantivo estamos de acuerdo en lo económico, en lo político, en lo social y en materia de seguridad y de relaciones internacionales.

¿Pero cuánto esperan crecer? Nosotros siempre trabajamos con una mirada estratégica. Tenemos que avanzar en ser gobierno en el país como lo somos en Rosario y en Santa Fe. Tenemos cosas para mostrar: en Rosario somos gobierno hace 22 años y no hay un solo caso de corrupción. En Santa Fe hace cuatro años, y no un caso de corrupción. Y hay indicadores como que por tercer año consecutivo disminuyó la mortalidad infantil, que hemos avanzado en la reforma judicial …

Está bien, pero no me diga que ya no hicieron algún cálculo de qué porcentaje podrían subir.

Esto no es una fábrica en la que vamos a hacer botellas. Esto es distinto.

Se lo pregunto de otra manera. El domingo quedaron a 1,9 puntos de distancia de Duhalde y Alfonsín. ¿Cree que tienen la chance de ser la segunda fuerza electoral del país? Nos parece que sí. Nos sentimos con mucha fe y confianza. Es una meta razonable, deseable y posible.

¿Apuntarán a ese objetivo en la campaña? No, esa es una meta que no alcanza. Trabajamos para gobernar.

Pero antes de comenzar la entrevista me dijo que cree que la Presidenta será reelecta. Con ese escenario, no buscarán ser la principal fuerza de la oposición? Sí, creemos que estamos en condiciones de eso. Pero si hubiese sido al revés y tuviéramos los números de Duhalde o Alfonsín, la propuesta nuestra seguiría siendo la misma. No me interesa aumentar un punto para ganarle a tal. Me interesa gobernar. Pero cuando formamos el Frente Progresista en Santa Fe nadie pensó que íbamos a necesitar 14 años para ser gobierno. Pero bueno, son los tiempos. Hay gente que luchó toda su vida y nunca vio los resultados.

¿En caso de hacer una buena elección se erigiría como el líder de la oposición? Yo no me voy a poner el sombrero de ese nivel. Eso no lo decide una persona.

Algunos sectores de la oposición advirtieron que sería peligroso para la democracia que el oficialismo gane por mucha diferencia…

En realidad tiene mucha más responsabilidad un gobierno que tiene esa mayoría. No caer en hacer de la Legislatura un simple trámite donde se votan todas las iniciativas oficiales. Y para una reforma constitucional necesitarían una mayoría especial, que no creo que tengan.

¿Para crecer apuntarán a quedarse con los votos que en las primarias fueron para Duhalde y Alfonsín? Nosotros pensamos sacarle votos a todos. Si no hay que traer chinos, indios (ríe). No hay un estrategia para sacarle votos a Carrió o Alfonsín. Hay una estrategia para construir un país.

Se lo ha calificado de opositor light. ¿Va a subir el tono en la campaña electoral? No tengo la costumbre de hablar a los gritos.

Me refería a ser más agresivo con el Gobierno.

No se trata de tirar piedras. Hay que tirar propuestas, plantear propuestas.

Pino Solanas acaba de acusar al Frente Amplio Progresista de dividir el espacio.

No, él se quiso ir.

Y lo acusó a Víctor de Gennaro de ser un “monje negro”.

No, Víctor es muy valioso. A Pino lo quiero mucho, no sé que le está pasando.

¿Qué va a hacer a partir del 10 de diciembre, cuando finaliza su mandato como gobernador? ¿Tan poca fe me tiene?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.