Trabajadores de Vea realizarán retención de servicio ante ratificación de cierre

La medida de fuerza se suma al acampe y entrega de volantes que realizan los trabajadores del supermercado de Paraná. “Desde el martes, pararemos dos horas por turno para manifestarnos”, indicó un empleado.

Tras conocerse este lunes que el Supermercado Vea ratificó su intención de cerrar sucursal en Paraná, los trabajadores realizaron una asamblea y decidieron endurecer las medidas de fuerza.

Al respecto, uno de los trabajadores del supermercado, dijo a Elonce que “se resolvió de manera unánime a realizar un paro de dos horas por turno para manifestarnos; esta medida se suma al acampe que venimos llevando a cabo y entrega de volantes”.

Al consultarle sobre el horario en que realizarán retención de servicios, indicó que “de 11 a 13 horas y de 19 a 21 horas se llevará a cabo un paro; pedimos perdón a todos los clientes, pero necesitamos manifestarnos”.

Asimismo, detalló que en la reunión que se concretó este lunes en la Secretaría de Trabajo “no se habló de indemnizaciones y si el cierre es inminente nos quedaríamos todos sin trabajo”. Además, resaltó que “en la audiencia la empresa dijo tener problemas económicos”.
Sobre la medida, dijo que “seguimos con la esperanza de que los 60 trabajadores podamos continuar trabajando, pero la empresa sigue con la postura de un cierre”.

La empresa ratificó la intención de cierre.

Supermercado Vea ratificó su intención de cerrar sucursal en Paraná. Así lo hizo saber la firma Cencosud, a través de un abogado, durante un encuentro que se concretó este lunes en la sede de la secretaría provincial de Trabajo.

“Ratificaron la posición de la empresa, aduciendo problemas económicos y aparentemente de alquiler, pero el sindicato negó esto porque implican cuestiones legales que podrían llegar a perjudicar a las 60 familias involucradas”, comunicó a Elonce el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Paraná, Daniel Ruberto.

Y agregó: “No hubo acuerdo, pero si se estableció que venga un representante de peso de la empresa, no un abogado del foro local porque solo es apoderado”. Ruberto bregó por la presencia de “alguien de la gerencia de Recursos Humanos para que nos digan qué pasará”. El nuevo encuentro está previsto para este jueves a las 10.

Al ahondar en los argumentos que esgrimió la firma, el representante de los trabajadores explicó que se apuntó a “problemas de alquiler y la ecuación económica porque aducen que no tienen ventas, lo que desmentimos fehacientemente porque sabemos que el mismo gerente local dijo que no había problemas”. Y en relación a la locación, Ruberto indicó que “un expediente en el juzgado federal de Paraná respecto al local que fue del Banco Nación, de la quiebra de Marcos y Cía. y que aparentemente no están pudiendo firmar”.

En ese sentido, el sindicalista descartó los problemas económicos y de personal. “Es una jugada de la empresa, no sabemos lo que tendrá en mente, y los trabajadores siguen con la misma incertidumbre y ahora peor”, lamentó Ruberto al reclamar que “alguien de la empresa debería hacerse presente” para dar respuesta a los empleados de la sucursal.

En asamblea de trabajadores se informará al resto de los empleados lo que se habló en el encuentro, mientras tanto continua vigente el plan de lucha que es una manifestación frente al supermercado, durante todas las noches, desde que se conoció la noticia del cierre de sucursal.

“Estamos con los ánimos por el piso, y en Paraná no hay muchas posibilidades de reinsertar a las personas que tienen más de 40 años. Dimos una vida ahí adentro, con 21 años de antigüedad, por eso el dolor de los empleados, de haber sido tratados de esta forma”, fundamentó el delegado sindical al denunciar “el maltrato hacia el trabajador por parte de la empresa”.

“No vamos a abandonar la lucha”, prometió y anticipó que “el plan de lucha sigue y será un poco más grande a partir de ahora por el vacío por parte de la empresa al no presentarse”.

“Las ventas de este local son de 75 millones de pesos por mes, con lo cual, no hay problemas económicos, somos segundos en la región y hay sucursales en Chajarí, Gualeguaychú y Concordia”, enumeró. Para el delegado sindical, el cierre de Vea en Paraná “es una jugada para achicar personal o llegar a pagar menos de indemnización”.

En ese sentido, Ruberto explicó que la firma eludió la posibilidad de implementar la doble Indemnización porque comunicó el cierre de la sucursal tras el vencimiento del decreto que así lo disponía. “Lo que sobrevoló en el encuentro fue la indemnización por fuerza mayor al argumentar que no pueden seguir alquilando el local”, acotó.

(elonce.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.