Sarkozy llamó a Cristina por el asesinato de las turistas

Lo dijo el gobernador de Salta. Y agregó que la Presidenta habla con él a diario por el caso.

El caso de las francesas asesinadas en Salta motivó varias comunicaciones entre Cristina Kirchner y su par francés, contó ayer el gobernador salteño. “Nicolás Sarkozy se comunicó en varias oportunidades con la Presidenta, y ella a su vez conmigo todos los días para interiorizarse sobre el caso y poner a disposición los recursos de Nación”, explicó Juan Manuel Urtubey, en una entrevista radial.

El gobernador salteño dijo que se involucró personalmente en el crimen de las turistas Houria Moumni y Cassandre Bouvier porque “si bien ningún crimen es justificable, lo aberrante de este hecho le ha dado trascendencia en la comunidad internacional”.

Las declaraciones de Urtubey confirman lo que se percibe, aquí en Salta, entre los investigadores del caso: hay mucha presión para que se resuelva lo antes posible y no están dispuestos a renunciar a ningún indicio.

Ayer la novedad fue que durante un allanamiento que supuestamente no guardaba ninguna relación con este caso se incautó un revólver calibre 22 -con cuatro vainas vacías y dos proyectiles intactos- que será peritado en las próximas horas; quieren comprobar si es el arma con la que asesinaron a las turistas, ya que los plomos hallados en la escena del crimen son del mismo calibre.

El operativo fue en una casa de San Lorenzo, la localidad donde aparecieron los cuerpos. El detenido, un jardinero de 43 años al que la Policía buscaba por una serie de robos y habría estado acusado por un caso de violación, sin embargo fue liberado a última hora de la tarde por no presentar mayores vínculos con la muerte de las turistas, según indicaron fuentes de la investigación. “En el allanamiento se encontró un revólver calibre 32, una escopeta 22 y un 22 corto, que estaba enterrado en el patio de la casa”, le contó a Clarín el comisario Simón Pistán, subjefe de la Policía salteña.

En tanto, ayer a la mañana fue sometido a un careo el único detenido por el doble crimen, el albañil Daniel Vilte (24). Lo enfrentaron con uno de los dos hombres que denunciaron, ante la Justicia, que Vilte les quiso vender un arma calibre 22 en los días posteriores a la desaparición de las jóvenes francesas. El abogado del sospechoso dijo que el careo no dio resultados, ya que “no podían responderle a mi defendido cuando él les preguntaba qué revolver era y a cuánto se los quería vender”. Una fuente policial dijo que “Vilte contó que fue una tercera persona la que le había ofrecido a él el arma y dijo que esa persona es un cordobés”.

Ahora se intenta ubicar a ese hombre. Como anticipó Clarín, también se busca a los cuatro turistas cordobeses que entraron a la Quebrada de San Lorenzo el 15 de julio a la tarde, poco después que las dos jóvenes francesas. Por otra parte, dos testigos que declararon ante la Justicia ayer, y que trabajan en la concesión del paseo turístico donde se hallaron los cadáveres, pidieron que se investigue la pista de un adolescente que estuvo con las víctimas el último día que fueron vistas con vida.

Ayer al mediodía, los familiares de las jóvenes, tras hablar con el juez, ir a la morgue y encarar los trámites de repatriación, recorrieron el lugar donde aparecieron los cuerpos de las chicas.

En tanto, a la tarde, Jean Moncaeu –uno de los expertos en tanatopraxia más prestigiosos del mundo– acondicionó los cuerpos de las turistas asesinadas para su repatriación. También hubo un íntimo oficio religioso. El traslado de los cuerpos comenzaría hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.