River: incidentes en Barranquilla, los gases lacrimógenos llegaron al estadio

Los jugadores de River tuvieron que volverse al vestuario por los enfrentamientos en las afueras de la cancha. Finalmente, tras varios minutos de incertidumbre, pudieron realizar la entrada en calor.

A minutos del comienzo del encuentro ante Junior y River por Copa Libertadores, en los alrededores del estadio Romelio Martínez se vive una batalla campal. Algunos manifestantes comenzaron a reunirse tal como lo habían anticipado bajo el lema “El partido no se va a jugar” y la protesta empezó pacífica envuelta en una tensa calma. Sin embargo, cuando los equipos se acercaban al estadio se desató el caos: ​hubo corridas, piedrazos y los gases lacrimógenos que tiró la policía para dispersar a la gente llegaron al estadio, situación que obligó a los jugadores del club de Núñez a volver al vestuario.

Minutos después de la llegada del micro de River al estadio, viaje que se realizó con total tranquilidad, la delegación decidió hacer el reconocimiento del campo de juego y los gases sorprendieron a los jugadores. De esta manera, debieron ponerse rápidamente al resguardo en el vestuario visitante. Si bien hubo momentos de incertidumbre, la policía controló la situación de orden público y los equipos regresaron al césped a realizar la entrada en calor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *