Remisero escapo de un control y llevó a inspector en el capot por 100 metros

El incidente se registró a las 20,30 de este martes, en la intersección de Laprida y Buenos Aires.

Un inspector municipal de 31 años sufrió lesiones y golpes, luego de haber sido embestido y llevado por una cuadra sobre el capot de un remis, que escapó del control vehicular en el centro de Paraná.

El incidente se registró a las 20,30 de este martes, en la intersección de Laprida y Buenos Aires.

Un grupo de inspectores de la comuna se encontraban realizando un operativo de control de alcoholemia, hasta que un Chevrolet Corsa de una empresa de remises de Paraná, decidió acelerar y tratar de esquivar el cordón de los municipales. En la acción embistió y llevó sobre el capot del rodado al inspector por cerca de 100 metros.

A poca distancia de Casa de Gobierno, el auto que había acelerado, frenó de golpe y abandonó al inspector.

Sus compañeros salieron a socorrerlo y tras ser llevado rápidamente al hospital se estableció que había padecido golpes y magullones que no revestirían gravedad. Así y todo quedó en observación para un mejor monitoreo sanitario.

En tanto, los inspectores y la Policía obtuvieron datos del remisero violento, que finalmente cerca de las 23 decidió presentarse de modo voluntario en la comisaría primera, donde el vehículo quedó secuestrado.

Desde la fiscalía en turno, se ordenó una correcta identificación y que quede supeditado a la causa judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.