Los restos del Padre Pío serán exhibidos en el Vaticano

El cuerpo del fraile capuchino italiano San Pío de Pietrelcina, comenzó hoy un inusual peregrinaje hacia Roma y la Santa Sede, donde serán venerados hasta el próximo 11 de febrero.

 El cuerpo del santo salió hoy desde el santuario de San Giovanni Rotondo (Apulia, sur) junto a las reliquias de San Leopoldo Mandic, otro santo capuchino, con dirección a Roma, hacia la iglesia de San Lorenzo Extramuros, adonde llegarán tras cubrir el recorrido, de unos quinientos kilómetros, en un furgón especial.

Tras el traslado, en medio de fuertes medidas de seguridad, permanecerán en esta iglesia solo hoy, pues mañana serán trasladadas a la iglesia romana de San Salvatore in Lauro, donde el presidente de Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, el arzobispo Rino Fisichella, celebrará una ceremonia con fieles de todo el mundo.

Esta inusual peregrinación de los restos de los santos continuará el 5 de febrero con la procesión por la Vía de la Conciliación, la amplia avenida que une Roma con el Vaticano, hasta la basílica de San Pedro, donde permanecerán hasta el 11 de febrero.

Veneración

Los católicos que lo deseen podrán acudir desde entonces al Vaticano a venerar las reliquias de Padre Pío, una iniciativa que se enmarca en los eventos organizados por el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, convocado por el papa Francisco y que comenzó el pasado diciembre.
Los católicos que lo deseen podrán acudir desde el 5 de febrero al Vaticano a venerar las reliquias de Padre Pío

El dispositivo de traslado de las reliquias incluye su transporte en una urna especial que a su vez va protegida con una caja de vidrio de plexiglás con la que se pretende evitar que sufra daños.

Además, van en una furgoneta que amortigua al máximo las vibraciones durante el recorrido por carretera y las medidas de seguridad incluyen la de prohibición de vuelos en el espacio aéreo en torno al santuario donde se veneran habitualmente las reliquias.
Los actos programados en el Vaticano comienzan el 5 de febrero con la procesión que trasladará los restos desde la basílica de San Salvatore in Lauro hasta la de San Pedro del Vaticano.

Al día siguiente, el papa Francisco celebrará una audiencia con grupos de oración del Padre Pío y fieles de la archidiócesis de Manfredonia-Vieste-San Giovanni Rotondo.

About Post Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *