Refuerzan la seguridad en el microcentro de la ciudad porque hubo robos en comercios

Hubo dos robos en un comercio de la Peatonal y en un galpón perteneciente a un banco. Investigaciones y el GIA profundizaron los operativos nocturnos para neutralizar a los boqueteros que cometen estos ilícitos.Hubo alarma en el centro de Paraná por dos robos en un comercio de la Peatonal y en un galpón perteneciente a un banco. Ante esto y para contrarrestar la acción delictiva de boqueteros es que se ampliaron los operativos y controles, en especial en los horarios nocturnos con personal del Cuerpo de Infantería Adiestrada (GIA) y personal de Investigaciones de la jefatura de Policía de Paraná y de la Provincia. En esa línea, para evitar incidentes o posibles situaciones irregulares a la salida de los colegios de Paraná, 40 uniformados se encuentran de modo regular cubriendo la seguridad en las instituciones educativas.
El sábado a la noche delincuentes ingresaron por los fondos al banco Galicia y tras intentar pasar al interior del salón chocaron con un férreo sistema de seguridad, pese a esto, decidieron violentar un pequeño galpón de la entidad y robar algunos aparatos eléctricos.
Alertada la Policía, localizó en los techos de los comercios aledaños en la Peatonal una cafetera y otros elementos.
El jueves a la madrugada se supo que delincuentes realizaron un boquete en el techo de la tienda Mi Ciudad, ubicada en Gualeguaychú 43 de Paraná. Los malvivientes, que tenían un gran conocimiento del lugar y de cómo llegar por los fondos, ingresando por Alem, pudieron forzar una chapa y caer en el interior del comercio.
Se presume que la maniobra delictiva se produjo en la madrugada, donde pese a existir presencia policial en la calle no se percataron de que en los fondos había movimiento.
Sumado esto a la llamativa falta de activación del sistema de alarmas, es que los ladrones tuvieron todo el tiempo a su favor para elegir la mejor ropa y sacar -se presume-entre dos a tres bolsas de consorcio con prendas de vestir por un valor estimado en 5.000 pesos, publica diario Uno.
Los ladrones luego escaparon por el mismo lugar.
En la mañana de ayer los titulares de la firma observaron un gran desparramo en la tienda, por lo que dieron aviso a la comisaría segunda.
Personal de Criminalística levantó rastros y huellas que podrían llegar a tener algún indicio sobre uno de los malvivientes.
Como si esto fuera poco, en la madrugada de ayer se activó la máxima alerta en el banco Francés. Se observó humo en los techos, por lo que se pensó que alguien con alguna amoladora estaba intentando realizar un boquete, sin embargo, se estableció que en el interior había operarios realizando distintas tareas de reparación y ajuste eléctrico.
Por todo esto, es que desde la Dirección de Operaciones se puso una mayor cantidad de uniformados en la Peatonal y en el centro con el fin de profundizar las recorridas, vigilancias y coberturas de locales comerciales que se encuentren cerrados, los que serán observados permanentemente desde la calle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.