Habrá segunda vuelta en Tierra del Fuego

Las dos candidatas cercanas al oficialismo, Fabiana Ríos y Rosana Bertone, se enfrentarán en un ballottage el próximo domingo para definir la gobernación de la provincia.

Finalmente, las encuestas que anticipaban un ballotage no se equivocaron y los habitantes Tierra del Fiego deberán volver a acudir a las urnas el próximo domingo para elegir quién ocupará la gobernación de su provincia, esta vez en una disputa que, sin importar quién gane, significará un triunfo para la presidenta Cristina Kirchner.

Si bien aún no se publicaron los datos oficiales, así lo indicaron las encuestas a boca de urna realizadas por dos consultoras, Opinión Autenticada y Julio Aurelio, contratadas una por el Partido Social Patagónico, de Ríos, y la otra por el FPV.

Aunque durante las primeras horas del escrutiño de ayer la postulante del Frente para la Victoria, Rosana Bertone, parecía obtener una ventaja sobre la gobernadora Fabiana Ríos (Partido Social Patagónico), no fue suficiente para evitar un ballottage, y ambas deberán volverán a competir por la gobernación de la provincia más austral.

Especulaciones. Los primeros cómputos oficiales difundidos por la Justicia provincial, alrededor de las 23, y cuando sólo se habían escrutado 107 meses sobre un total de 285, daban ventaja a la candidata a gobernadora kirchnerista Rosana Bertone, que se imponía con el 43,16 por ciento a Ríos, que apenas llegaba al 30,82%.

«No hay ningún empate técnico. El FPV hizo una excelente elección», sostuvo Bertone en conferencia de prensa en Río Grande, a la misma hora: «Tenemos una ventaja consolidada en Río Grande, estamos cumpliendo también en Ushuaia una muy buena elección, y también estamos ganando en Tolhuin», expresó.

Por su parte, Ríos, quien compite por un segundo mandato, consideró que seguramente habría un ballotage con la candidata del Frente para la Victoria. «No hay ningún resultado oficial hasta el momento, salvo las boca de urna que establecen un escenario de ballottage», afirmó Ríos, y advirtió que había «indicios de un empate técnico» con Bertone.

Más tarde trascendieron datos oficiales que indicaban que aunque Bertone se imponía por mas de diez puntos en la primera vuelta electoral de la elección fueguina, habría ballotagge el domingo próximo ya que no alcanzaba el 50 por ciento de los votos.

Presagios. En Río Grande, una de las principales ciudades de la provincia, Bertone lograba una diferencia estimada de 23 puntos (53 contra 30%) mientras que la elección era más pareja en Ushuaia, donde la ventaja era mínima a favor de Ríos, sobre la diputada nacional del Frente para la Victoria (FPV) y las listas colectoras que la apoyan.

Aún antes de confirmar la segunda vuelta, la gobernadora anticipó como será la campaña para un posible ballotage. «Cada una de las fuerzas políticas estaremos llevando adelante acciones en función de los números que empiecen a aparecer para evaluar estrategias», manifestó. Enseguida, agregó que optará «por alianzas con la gente».

Ríos ofreció una conferencia de prensa en Ushuaia tres horas después del cierre del comicio junto a su compañero de fórmula, Roberto Croccianelli, donde adelantó que no aguardaba resultados oficiales que marcaran una tendencia al menos hasta la medianoche.

Sistema de tachas. La votación, a la que fueron convocadas más de 120 mil personas, se realizó bajo un sistema diferenciado de sufragio: gobernador e intendentes se seleccionan en forma directa, mientras que para legisladores se aplica el sistema de tachas y para concejales el de preferencias.

Por el sistema de tachas, los votantes interactúan con 20 listas de candidatos a legisladores provinciales, de los cuales pueden eliminar un máximo de 14.

En Ushuaia, la votación de concejales se realiza por el sistema de preferencias, en el que se marca con una cruz el casillero del apellido y nombre del candidato, de un listado de siete postulantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.