Esta noche Boca y River juegan el superclásico

Por primera vez desde que juegan en categorías distintas, River Plate y Boca Juniors se enfrentarán esta noche. El encuentro será a partir de las 22.10 en Resistencia.

Bajo un estricto control policial, que afectará a más de 2000 efectivos, los dos más grandes del fútbol dela Argentinase verán las caras esta vez sin los puntos en juego. Y esa situación, precisamente, la de que no exista la posibilidad de enfrentarse oficialmente durante esta temporada (2011-2012) alimenta el morbo que despliegan, aun sin admitirlo, los protagonistas centrales de este clásico, para algunos, el “más importante a nivel mundial”, por encima inclusive de un Real Madrid-Barcelona, de un Inter-Milan o un Flamengo-Fluminense.

Porque, ante un eventual temor a que se produzcan disturbios, los directivos de River, con su presidente Daniel Passarella a la cabeza, y hasta el técnico Matías Almeyda manifestaron originalmente, la oposición a disputar no sólo este partido en Resistencia sino también el pautado para el domingo en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.

En tanto que uno de los vicepresidentes xeneizes, Juan Carlos Crespi, también descargó una chicana hacia el tradicional adversario, sentenciando que Boca “no debería jugar con equipos que actúan enla B Nacional”. Sin embargo, los contratos comerciales firmados por dirigentes de ambas entidades y montos ya percibidos por los dos clubes hacen que este clásico, como el de Mendoza, se jueguen en forma casi imperativa.

El pautado para esta noche en el estadio del club Sarmiento de Resistencia será el primer clásico, desde aquel jugado en mayo pasado, cuando Boca ganó enLa Bombonerapor 2-0, en aquella tarde del polémico arbitraje de Patricio Loustau, por el pasado Clausura 2011.

En el estricto sentido futbolístico también hubo disputas dialécticas. Y el que lanzó la primera piedra resultó ser un enojado DT boquense, Julio Falcioni, al tomar nota de que no podría utilizar al goleador uruguayo Santiago Silva, flamante incorporación que solamente estará a disposición parala Copa Libertadores.

Pero el técnico del último campeón del fútbol local tampoco podrá utilizar a Darío Cvitanich, expulsado en el 0-1 del sábado con Independiente, además de los lesionados Walter Erviti, Diego Rivero, Clemente Rodríguez, entre otros. Por el lado de River, en tanto, el arquero Daniel Vega trasladó el favoritismo al adversario, al sostener que Boca “es el último campeón del fútbol argentino, ellos son los candidatos”. Por su parte el técnico Almeyda, no definió todavía la alineación y dejó planteadas dos dudas, que tienen que ver con las eventuales inclusiones de Leonardo Ponzio y David Trezeguet, los dos refuerzos que llegaron para la campaña, desde el minuto inicial.

Lo cierto es que desde ambos campamentos saben que el resultado de hoy no alterará los objetivos prefijados que son, ocasionalmente, distintos. Boca asumirá tres competencias durante el primer semestre del año, conla Libertadorescomo premisa central. Pero el primer partido oficial del año lo tendrá el jueves 2 con el duelo que asumirá con Santamarina de Tandil, en Salta, por los 32vos. de final dela Copa Argentina.

Por su lado River, tiene otra preocupación en mente. El coach y sus dirigidos pretenden regresar al círculo privilegiado del fútbol local lo más rápido posible. Y el próximo encuentro oficial será ante Almirante Brown en Isidro Casanova, el sábado 5 de febrero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.