En Gualeguaychú ya hay un arresto por la muerte del hincha

El juez dispuso la aprehensión y el arresto de una persona que habría participado el domingo en el enfrentamiento entre hinchadas en Gualeguaychú. Lo indagaría durante la jornada de hoy, mientras testifican oras personas.

El juez de Instrucción N° 1 de Gualeguaychú, Eduardo García Jurado, dispuso la aprehensión y el arresto de una persona que habría participado el domingo en el enfrentamiento entre las hinchadas de Sarmiento y Unión y que derivó en la muerte de Marcelo Melgar, un hincha sarmientino de 42 años de edad.
El magistrado, luego de recibir declaraciones testimoniales de varias personas, dispuso la detención de un hombre de 26 años de edad, jornalero, que se domiciliaría en el B° Zabalet y que fue aprehendido por personal de la División Investigaciones de la Jefatura Departamental, a quien habría encontrado seriamente comprometido en la autoría de los golpes que recibió Melgar durante la gresca y que provocaron que sufriera traumatismo cráneo encefálico, con fractura de base de cráneo y fractura de columna cervical.
El doctor García Jurado aclaró, igualmente, que la medida dispuesta “es provisoria para seguir investigando, para seguir acumulando pruebas en camino de la verdad”.
“En principio, por las pruebas que tenemos, si bien hubo dos grupos enfrentados, las lesiones fueron causadas por una sola persona”, manifestó el juez en declaraciones a la prensa, señalando que se llegó a la persona arrestada en base a los testimonios aportados por testigos y que “esta persona podría ser o no el autor del hecho, también podría aportar más pruebas a la causa”.
García Jurado indagaría durante la presente jornada al arrestado, aunque igualmente escuchará las declaraciones testimoniales de otras varias personas.
El juez también manifestó que Melgar aparentemente sí recibió un golpe con una piedra, pero que la misma no fue lanzada por el agresor sino que éste la tenía en la mano y le pegó directamente con ella sobre el ojo izquierdo, mientras la víctima sostenía en una mano una bandera y en la otra una botella con bebida alcohólica.
Al recibir el golpe, Melgar cayó violentamente al piso y se golpeó en la nuca, sufriendo las gravísimas lesiones que un día después le ocasionarían la muerte.
“El estado de ebriedad que tenía la víctima hizo que cayera prácticamente sin reacción”, aportó el magistrado quien agregó que se trata de un hecho difícil para tomar una decisión, y que depende tanto de lo médico como de lo testimonial. “Debo tomar la decisión de qué hecho le imputo, con las pruebas colectadas debo decidir si es un homicidio preterintencional, en la que el agresor haya querido causar las lesiones pero no la muerte; homicidio directo o si simplemente imputo lesiones”.
Cabe señalar que el juez manifestó que según el informe pericial, no hubo otros golpes en el cuerpo del occiso, salvo el de la cara, publica El Argentino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.