Detuvieron a gastronómico paranaense denunciado por estafas

Se trata del dueño del servicio de gastronomía que en 2020 estafó a varios grupos de padres que lo habían contratado para recepciones y fiestas de 15. El acusado tiene decenas de denuncias por estafas y estaba operando en Santa Fe. 

Gustavo Aguilar, dueño del servicio de gastronomía que en 2019 y 2020 estafó a varios grupos de padres que lo habían contratado para recepciones y fiestas de 15, fue detenido en Santa Fe. La aprehensión fue realizada este viernes por personal de Investigación Criminal de la Policía santafecina en una oficina ubicada en la planta alta de la Recoleta de la vecina capital.

El procedimiento fue ejecutado por policías del área Operativa Región 1 de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), junto con sus pares de Brigada de Investigaciones entrerriana, que tras una serie de tareas de inteligencia lograron atrapar al empresario gastronómico, de 57 años, sobre quien pesaba un pedido de captura librado por el juez de garantías N°2 de la ciudad de Paraná, Eduardo Ruhl.

Los hechos fueron cometidos en Entre Ríos, pero Aguilar estaba montando un nuevo servicio ficticio en Santa Fe que incluía el alquiler de una oficina, tarjetas, publicidad a través de Facebook, entre otros ardides.

Asimismo, se allanó una oficina en calle San Jerónimo al 3.300 en plena zona céntrica de Santa Fe.

Sobre las estafas perpetradas en Paraná

El 30 de diciembre de 2019, los padres que envían a sus hijos a la escuela secundaria N° 5 “Brigada General Zuloaga” de San Benito denunciaron en la Fiscalía a un empresario gastronómico por incumplir con el contrato pactado para la fiesta de recepción de sus hijos, el pasado sábado 28 de diciembre de 2019.

Los damnificados habían expresado que pagaron por cada adulto una tarjeta de 950 pesos y de 750 pesos para el trasnoche. Esa cifra por persona incluía todo, exceptuado impuestos de Sadaic y fotógrafo. «Eran las 21 de la noche y no sabíamos si la fiesta de recepción se hacía o no. El servicio es `Sergio Aguilar Servicios´ y el nombre es justamente Sergio Aguilar», indicaron muy ofuscados y explicaron que los 26 chicos que egresaban, y quienes querían su fiesta soñada, vivieron momentos de gran angustia.

El salón de fiestas está ubicado en calle Balbín entre Garrigó y Zanni. Los padres ahora deberán abonar al dueño del salón 50.000 pesos en los próximos días, ya que el empresario no pagó el lugar en tiempo y forma. Entre otras tantas estafas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.