Dejó de operar Cotapa

La empresa no paga los sueldos, y el gremio busca que inversores se hagan cargo, pero apartando al actual referente de la firma láctea

En las últimas horas se confirmó el cierre de la Cooperativa de Tamberos Paraná (CoTaPa), que debido a problemas económicos y financieros, dejó de operar esta semana.

La noticia fue confirmada por el titular del gremio Atilra, en Paraná, Mario Mildemberger.

Atilra, es la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera, y en este caso está realizando varias gestiones para que la fábrica no cierre definitivamente.

Este sábado, se pudo apreciar que la empresa no estaba funcionando, se encontraba cerrada, y tenía los síntomas clásicos de una firma en crisis al borde del cierre. Deterioro del edificio, nula actividad, escaso personal controlando la planta, incluso hasta cerrado el salón de ventas, cuya vereda es ocupado, ahora, por un verdulero.

El secretario general de Atilra seccional Paraná, Mario Mildemberger informó: «Desde hace una semana la planta láctea no trabaja, y la verdad es que no sabemos qué va a pasar».

«Son 60 trabajadores, 60 familias que dependen de Cotapa, y el titular de la firma no aparece. Por ello el gremio está trabajando en las últimas horas a nivel provincial y nacional, buscando alternativas y alguna que otra solución a este grave problema que padece la fabrica», referenció para marcar: «Somos muy cautos, pero lo primero que estamos buscando es la continuidad laboral de los 60 trabajadores, y que algún inversionista se pueda hacer cargo».

«Nos hemos contactados con personas que son de Entre Ríos y de otras parte del país que estarían dispuestas a hacerse cargo de la empresa, saldar las deudas, cumplir con lo que corresponde, pero nos han dicho que no quieren ser socios y no tener contacto con el actual titular de la firma», hizo saber Mildemberger.

Cotapa desde 2.014 viene sufriendo un proceso de retroceso laboral, empresarial y de mercado, que llevó a que la histórica cooperativa que llegó a producir 100.000 litros de leche por mes, cayera progresivamente a los 60.000 y ahora a valores muy pequeños.

El sindicato hace un cuestionamiento directo al empresario que se hizo cargo de Cotapa hace unos cinco años, por sus relaciones con el poder político.

«Esta persona comenzó desde hace un tiempo a pagar fraccionado el sueldo a todo el persona, y luego en cuotas, quedando importantes deudas y compromisos con nuestra gente, como también con proveedores. Era evidente que así no se podía seguir», enfatizó el titular de Atilra Paraná.

Desde el gremio están reclamando mayor presencia del gobierno provincial y nacional, «pero así y todo, por nuestra parte buscamos que la empresa no cierre, y por ello es que buscamos nuevos inversores».

No es la primera vez que Cotapa ingresa en un proceso cercano al cierre. En otras oportunidades el Estado ayudó y aportó distintas líneas económicas. Pero en todas, los empresarios, demostraron -según informan los trabajadores-, estar a la altura de las circunstancias «ya que pidieron dinero para poner en marcha la planta, y ante la falta de un plan de crecimiento, hicieron la fácil, intentar amenazar con parar la actividad y reclamar nuevamente la ayuda del gobierno», enfatizó a UNO, un histórico trabajador que prefirió que se mantenga su nombre en reserva.

«Esperemos que dejen de hacer negocios, siempre a costa de una marca muy conocida y con el esfuerzo de los trabajadores», sentenció finalmente.

(UNO)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.