Cierran el refugio de animales silvestres de Paraná

El conocido refugio y centro de rehabilitación de animales silvestres de Paraná, ubicado en calle Francia en cercanías de López Jordán, cerrará definitivamente sus puertas este sábado.
Ese día por la mañana, delegaciones del Ministerio de Ambiente de la Nación y de la Dirección de Fiscalización del Ministerio de Producción de la Provincia iniciarán el traslado de más de 130 especímenes que encontrarán destino en distintas reservas naturales, que quedan aún por confirmar.

El lugar recibió una inspección a comienzos de octubre que constató numerosas irregularidades en las condiciones en las que estaban alojados unos 140 animales silvestres, entre los que se encontraban guacamayos, ñandúes, tortugas, monos carayá y hasta águilas. En aquel momento las autoridades emplazaron en 10 días al propietario del establecimiento para que presente un programa de regularización de la situación del Centro.

Hoy, Avelino Fontana, el dueño del lugar, anunció en las redes sociales el cierre de “Animales Silvestres Paraná”. El hombre admitió que no pudo cumplimentar los requerimientos oficiales para mantener a los animales. “Las exigencias de parte de Buenos Aires, de la Provincia y de la Municipalidad no se pueden cumplir. Que se lleven todo”, reconoció Fontana.

“Son 28 años de trabajo. No es la primera vez que sacan animales. Con estos van a ser 1.530 animales que liberé a su hábitat normal”, recordó el paranaense y cuestionó que “el gobierno y la municipalidad nunca pusieron un peso” para financiar al establecimiento. Además, advirtió que la pandemia suspendió las visitas al lugar y, por lo tanto, el cobro de entradas, su única vía de ingreso monetario, según Fontana.

Las inspecciones gubernamentales fueron lo que faltaba para terminar con el emprendimiento de calle Francia. “Con mi familia decidimos levantar todo esto y a otra cosa, menos problemas”, resumió el hombre.

El sábado, cuando se realice el operativo de traslado, se sabrá el destino de los animales, entre los que Fontana mencionó también jabalíes y loros. Según el propietario del centro de vida silvestre, se los llevarían al bioparque Temaikén -en Escobar, Buenos Aires- y al “santuario animal” que tiene en Colón la Fundación Tekove Mymba (‘vida animal’ en guaraní).

Por otra parte, desde la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (AFADA), Juliana D’Arrigo admitió: “El cierre nos parece fantástico”, aunque aclaró que “ahora hay que ver qué hacen los estados provincial y municipal” con los animales rescatados.

La abogada reseñó que con la Asociación vienen trabajando desde 2016 para que se hagan fiscalizaciones y controles. “Celebramos la intervención de Fiscalización de Nación, porque es un trabajo muy complejo trasladar más de 140 animales”, remarcó.

En ese sentido, D’Arrigo resaltó que “es importante saber también el destino en los que se van a alojar los animales. Hay una problemática por la pandemia y los cierres de provincias, pero la Argentina tiene diversas reservas y santuarios de control estatal”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *