Brasil: la Corte Suprema suspende la app de mensajería Telegram

Un juez alegó que se había negado repetidamente a adherirse a órdenes judiciales o a cumplir con las leyes del país

El juez del Tribunal Supremo de Brasil Alexandre de Moraes ordenó el viernes la suspensión de la aplicación de mensajería Telegram, tras alegar que se había negado repetidamente a adherirse a órdenes judiciales o a cumplir con las leyes del país, según una copia del fallo.

La decisión de Moraes, que probablemente avivará el debate sobre la libertad de expresión en el políticamente polarizado Brasil, representa el más reciente capítulo de la batalla de la justicia con el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro y sus aliados.

El presidente y sus partidarios confían cada vez más en Telegram como un instrumento de comunicación de masas, en un momento en que empresas tecnológicas más grandes, como Meta, propietaria de la aplicación de mensajería WhatsApp, Google y Twitter, han sido obligadas por el Tribunal Supremo a dar de baja cuentas infractoras por presunta difusión de desinformación.

Moraes ha liderado una serie de investigaciones del Tribunal Supremo sobre el presidente y sus partidarios por la difusión de noticias falsas que han enfurecido a muchos en la derecha y provocado polémicas sobre la extralimitación judicial.

Según el fallo de Moraes, Telegram no ha bloqueado repetidamente las cuentas infractoras y ha ignorado las decisiones del tribunal.

El magistrado dio a Wilson Diniz Wellisch, jefe del regulador de telecomunicaciones Anatel, 24 horas para aplicar la suspensión, que se mantendrá hasta que Telegram cumpla con las órdenes judiciales pendientes, pague una serie de multas y presente un representante en el país ante el tribunal.

Moraes también ordenó a Apple y a Google que ayuden a bloquear a los usuarios de sus plataformas para que no puedan utilizar Telegram en Brasil.

Telegram, que ha demostrado ser popular entre los grupos de extrema derecha de todo el mundo, no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios. La Policía Federal no quiso hacer comentarios.

En enero, Bolsonaro acusó a la máxima autoridad electoral del país de “cobardía” por considerar la prohibición de la aplicación de mensajería, en un contexto de preocupación por su uso para difundir “noticias falsas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.