Hoy se normalizaría el servicio de agua potable

En la mañana de este martes personal de Obras Sanitarias de la Municipalidad de Paraná continúa con los trabajos en la Toma Nueva para solucionar el problema de la provisión de agua potable en la ciudad capital que se ve afectado desde el jueves pasado.

El titular del Centro de Integraciones de Servicios Públicos de la Comuna, Roberto Sabbioni aseguró que el servicio se restablecerá durante la jornada del martes ya que lograron abrir un canal para que ingrese el agua del río a la toma.

Se estima que se podrán bombear 6 millones de litros por hora lo que garantizará la provisión normal del suministro aseguro a Sabbioni.

En detalle

Desde hace varios días personal de la Subsecretaría de Saneamiento de la Municipalidad de Paraná lleva adelante distintos trabajos en los muelles de captación del agua cruda del río para potabilizar. La bajante histórica del río Paraná –frente al Puerto Nuevo midió ayer 1,42 metros–, ocasionó la salida de funcionamiento del muelle 1 de la Toma Nueva, que traslada el caudal para su potabilización en el planta del Cristo Redentor: una bomba se rompió y la otra sufrió la acumulación de sedimentos.

Con el muelle 2 aún funcionando a pleno, que toma y bombea el agua cruda para la planta potabilizadora Echeverría, el suministro no alcanza a abastecer a toda la ciudad con la presión adecuada. Por esa razón desde hace varios días vienen denunciando inconvenientes los barrios ubicados en las zonas más altas de la ciudad –como Hipódromo, Seminario– y las más alejadas –Kilómetro 5 y 1/2, San Agustín, Bajada Grande–, según se reconoció ayer desde el gobierno municipal.

El secretario de Servicios Ciudadanos, Roberto Sabbioni, consideró grave la situación, e informó acerca de distintos trabajos que se vienen realizando en la Toma Nueva, tanto de reparación de las bombas de extracción de agua cruda, la incorporación de una bomba más para enviar agua a Echeverría, como de un nuevo dragado o canalización del río para mejorar los caudales de agua que llegan hasta el muelle 1 para que pueda volver a operar y así transportar agua cruda hacia la planta del Cristo Redentor.

Por su parte, el subsecretario de Saneamiento municipal, José Borghello, estimó que estas tareas para aumentar la producción de agua demandará aún la jornada de hoy, y el servicio podría mejorar en unos dos días. Mientras tanto, dijo, se sectoriza la presión de agua por barrios para garantizar al menos durante algunas horas la llegada del servicio a todos los hogares.

Desde el municipio se solicitó a la ciudadanía que realice un uso racional del suministro evitando derroches; se pidió que no se laven veredas ni autos.

Los inconvenientes surgen en el marco de una bajante del río que ya alcanza niveles históricos. Ayer, desde el Instituto Nacional del Agua (INA), se informó que el Paraná está en su nivel más bajo de la última década.

(Uno)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*