Atacan más petroleros en el Golfo de Omán y crecen las tensiones entre EE.UU. e Irán

Son dos buques. Uno sufrió explosiones y otro, daños en el casco. Las tripulaciones fueron evacuadas y llevadas a Irán.

En hechos aún confusos, al menos dos petroleros fueron atacados este jueves en el Golfo de Omán, mientras navegaban frente a las costas de Irán. Uno de ellos sufrió explosiones a bordo y el otro, daños en el casco. Ambos terminaron en llamas, y las tripulaciones evacuadas.

Los barcos son el «Front Altair» y «Kokuka Courageous». Y fueron supuestamente atacados en una zona del planeta por donde transita la mayor parte del tráfico petrolero mundial.

El incidente, del que se desconocen los detalles, es el segundo de este tipo en pocas semanas en esta zona estratégica y coincide con las tensiones crecientes entre Irán y Estados Unidos, que ya acusó a Teherán de ser responsable de los primeros incidentes, ocurridos en mayo.​

La Quinta Flota de la Marina de Estados Unidos dijo este jueves que había enviado fuerzas a la zona para asistir a dos barcos afectados por el «supuesto ataque contra petroleros en el Golfo de Omán».

«Somos conscientes de las informaciones sobre un ataque contra cargueros en el golfo de Omán. La Armada de EE.UU. recibió dos llamadas de socorro a las 6.12 hora local de Bahrein y a las 7.00 hora local. El USS Bainbridge, un destructor de la clase Arleigh Burke con misiles guiados, acudió en su auxilio», explicó la Armada en un breve comunicado.

La flota, con sede en Bahréin, no entró en detalles sobre quién o qué había atacado a los dos petroleros.

Donald Trump fue informado de los hechos y su gobierno evaluaba la situación, dijo la Casa Blanca.

Un buque de rescate iraní, a su vez, también rescató a unos 44 miembros de ambas tripulaciones. Pero la Marina de Irán no habló de ataque sino de «accidente».

Por su parte la autoridad marítima de Noruega informó que tuvieron lugar tres explosiones a bordo del petrolero noruego «Front Altair».

International Tanker Management, que gestiona el MT Front Altair, dijo a The Associated Press que el incidente se estaba investigando y no estaba claro qué había provocado las explosiones.

El Front Altair fue el primer barco «atacado. Según los medios estatales iraníes, el primer incidente ocurrió a las 08:50 (1.20 de Argentina) en un punto situado a 25 millas náuticas de Bandar-e Jask, una localidad portuaria del sur de Irán.

«Cuando el barco se incendió, 23 tripulantes saltaron al agua y fueron rescatados por un barco cercano y entregados a una unidad de rescate iraní», indicó la agencia oficial iraní, IRNA.

«Una hora después del primer accidente otro barco se incendió a las 09.50 a 28 millas náuticas del puerto», añadió.

El «Kokuka Courageous», con bandera panameña, viajaba desde Arabia Saudita rumbo a Singapur con un cargamento de metanol. Veintiún tripulantes saltaron al agua y fueron rescatados, indicó IRNA.

La compañía de Singapur BSM Ship Management, propietaria del «Kokuka Courageous», indicó que activó «una repuesta de emergencia total tras el incidente de seguridad».

«Los 21 miembros de la tripulación abandonaron el barco tras el incidente que provocó daños en el casco por el lado de estribor», indicó.

«Un tripulante del Kokuka Courageous resultó levemente herido en el incidente y está recibiendo primeros auxilios», añadió.

El grupo británico de monitoreo Operaciones Comerciales Marítimas de Reino Unido, gestionado por la Marina británica, dio unas coordenadas estimadas para el incidente que lo situaban a unas 25 millas (25 kilómetros) de la costa iraní.

El suceso del jueves se produjo después de otros cuatro petroleros fueran saboteados en mayo frente a las costas de Emiratos Árabes Unidos, en un ataque que Estados Unidos adjudicó a Irán. Teherán ha negado estar implicada.

El incidente se produjo en un momento especialmente sensible, durante la visita del primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en una crucial misión diplomática. Abe advirtió el miércoles tras reunirse con el presidente de Irán, Hassan Rohani, que debe evitarse cualquier «conflicto accidental» que pueda derivar de las tensiones entre Washington y Teherán.

Las tensiones han escalado en Oriente Medio, e Irán parece encaminado a romper el acuerdo nuclear de 2015 que firmó con potencias internacionales, un acuerdo del que el gobierno estadounidense se retiró el año pasado.

Fuente: AP y AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*