Más de 100 mil personas disfrutaron del ciclo Cultura Encendida

La iniciativa del gobierno entrerriano desplegó propuestas culturales inclusivas, diversas y gratuitas en diferentes puntos de la provincia. Además de puntos focalizados en Paraná, Colón y Valle María, se visitaron más de 50 localidades en todos el territorio provincial con diferentes actividades

Luego de dos meses de intensa actividad y con más de 100 mil de espectadores y participantes que formaron parte del ciclo Cultura Encendida, la Secretaría de Turismo y Cultura de Entre Ríos celebró los resultados de la iniciativa. La iniciativa se realizó de manera integralmente libre y gratuita, generó satisfactorios comentarios entre artistas participantes y asistentes.

Se trata de un precedente en materia de políticas culturales para Entre Ríos. Los entrerrianos y visitantes disfrutaron este verano de una propuesta de altísima calidad artística desarrollada en la capital entrerriana, pero también en más de 50 ciudades del territorio provincial. El objetivo fue federalizar la cultura y acortar las brechas en el acceso a los bienes culturales por parte de quienes se encuentran lejos de los centros neurálgicos de la producción cultural, incrementando las sinergias entre las economías turísticas regionales vinculadas al sector, como por ejemplo en el caso de las ferias de emprendedores y gastronomía regional.

Garantizar el acceso a la cultura

La secretaria de Turismo y Cultura de Entre Ríos, Carolina Gaillard, destacó que “todas y todos los que nos involucramos en la organización de este ciclo estamos felices y orgullosos del trabajo realizado. Todas las actividades planificadas pudieron desarrollarse con éxito, aún sorteando las inclemencias del tiempo en algunos casos. Agradecemos el acompañamiento, tanto del público como de los artistas, ya que la respuesta fue magnífica». La funcionaria señaló además, que se trabajó para «poner en valor lo local, lo nuestro, en cada propuesta y generar espacios de encuentro en cada comunidad alrededor de un evento cultural».

De esta forma, «cumplimos con el objetivo de llevar propuestas de calidad a muchos rincones de nuestra Entre Ríos, así como generar en Paraná, con un espacio del Estado, un lugar de disfrute pero también un escenario para nuestra vasta producción cultural que no tiene nada que envidiarle a otras capitales de provincia. Todas las propuestas fueron de acceso libre y gratuito y eso es una definición política de parte de nuestro gobernador Gustavo Bordet, para que el contexto económico no les quite a los entrerrianos o a quienes nos visitan la posibilidad de participar en cualquier actividad. Es reafirmar que la cultura es un bien esencial y el Estado debe garantizar su acceso. Creemos que la cultura es una inversión y no un gasto y eso se ve claramente reflejado en este ciclo cultural de verano», concluyó Gaillard.

El ciclo agrupó actividades muy diversas, para todos los públicos y espacios, protagonizando los fines de semana con una programación que incluyó artistas regionales y de trayectoria nacional, así como gastronomía y producción de cada localidad. El Parador Usina en Paraná, la Carpa de Circo y Teatro La Moringa en Valle María y la Temporada Teatral en Colón fueron los puntos de anclaje para actividad en las dos costas, mientras que la Recreación Cultural en las playas, el Cinemóvil, el Camión Escenario Viajero y la Gira Teatral fueron recorriendo plazas, playas, parques, polideportivos, casas del Bicentenario y salas de teatro por gran parte de la provincia.

El Parador Usina, un éxito en la capital provincial

La iniciativa tuvo un importante despliegue de producción y logística de trabajadores y trabajadoras del Estado Provincial. La locación inmejorable estuvo dispuesta en el predio que comprende dos organismos estatales de rango provincial en la capital entrerriana: el Instituto Audiovisual de Entre Ríos y el centro cultural provincial La Vieja Usina.

La destacada grilla de programación logró articular entre unos 300 artistas locales y otros nacionales que se apropiaron del lugar realizando espectáculos para todos los públicos. Para la inauguración del Parador el centro cultural se vió colmado y se experimentó una verdadera fiesta en familia y con amigos, la marca se mantuvo hasta el final, durante casi dos meses de actividades sostenidas. Los asistentes destacaron el nivel de la grilla y la posibilidad de disfrutar del patio de comidas.

Por su parte, los artistas hicieron especial referencia al profesionalismo y la calidez humana de todo el equipo de producción y a los trabajadores y trabajadoras que están afectados a la tarea de hacer posible la realización de los espectáculos.

Con acceso libre y gratuito, el Parador paranaense se extendió hasta el 3 de marzo. Las fechas de la grilla estuvieron producidas y organizadas por estilos y géneros temáticos que se desarrollarán durante los fines de semana de la temporada estival: tango y candombe, reggae y ska, estilos emergentes y alternativos, ritmos latinos, cultura urbana, folklore, rock, y actividades carnavalescas y diversas.

Se presentaron artistas multipremiados de la región y otros de talla nacional tales como Liliana Herrero, Eruka Sativa, Tonolec, Kumbia Queers, Tonolec, La Chicana, entre muchos otros. En teatro las obras de Carolina Papaleo “S.O.S nací mujer”; “Conferencia” con Fabián Vena y “Un Rubio Peronista”. Hubo también elencos internacionales como es el caso de las obras “La Primavera de las Moscas” (Colombia) y IARA (Brasil). En resumidas cuentas el Parador significó una vidriera para mostrar a los artistas locales y un entorno de convivencia y pluralidad de diferentes públicos y estilos.

Camión Escenario

La particularidad de esta propuesta fue promover el acercamiento entre artistas, gastronomía y producción regional con públicos cercanos, que en muchos casos desconocían lo que existía en su misma localidad o muy cerca de allí. Por otra parte, permitió el intercambio entre cocineros y cocineras de diferentes lugares, así como de éstos con productores de alimentos, que intercambiaron saberes y generaron vínculos a futuro.

La propuesta viajera recorrió 15 localidades, facilitando el espacio para que alrededor de 150 artistas entrerrianos se subieran al escenario a compartir su arte.

Gira y Temporada Teatral

Cuatro obras de teatro recorrieron la provincia visitando salas de teatro, salones de usos múltiples, casas del Bicentenario y centros culturales en 17 localidades, realizando 21 funciones con acceso libre y gratuito. El público podía acercarse así a disfrutar la actuación de Leonor Benedetto en “Atentamente”, Carolina Papaleo en su papel de “S.O.S., nací mujer” o Pablo Geretto con su “Maestra Normal”. Pero tuvo particular atención y cariño la obra “Irene, la marca del amor”, interpretada por Daniela Osella, una actriz entrerriana que se mete en el papel de una mujer que habita en un pueblo, atravesada por sueños e historias promovidas desde su interacción con la radio.

La obra de Geretto, junto a “Ser ellas”, que reunía a Ana Celentano, Anabel Cherubito y Fabiana García Lago, en los papeles de Eva Perón, Frida Kahlo y Simone de Beauvoir, fueron las protagonistas de los sábados y domingos en Colón. Las funciones, de acceso libre y gratuito, tuvieron como epicentro la Casa del Bicentenario de la ciudad balnearia, que recibió también a Leonor Benedetto y Carolina Papaleo en únicas funciones intercaladas con la gira teatral. Fueron 13 la funciones a sala llena en el lugar, exceptuando un fin de semana que la propuesta se mudó a la Escuela Juan José Paso para participar en una jornada solidaria por los damnificados a causa de las inclemencias climáticas.

Los públicos, los grandes protagonistas

El público no solo asistió a una amplia propuesta cultural en el Parador Usina, sino que además tuvo la posibilidad de sentirse parte de la iniciativa acudiendo a los espacios como referencias o puntos de encuentro. Muchos era la primera vez que participaban del patio de comidas o que escuchaban de manera gratuita a alguna banda reconocida. Otros tuvieron la posibilidad de conocer a los artistas entrerrianos dispuestos a recibir nuevas historias y miradas.

En las diferentes localidades que visitó el Camión Escenario Viajero, recibir una propuesta que acercaba la posibilidad de un escenario con programación regional entusiasmaba a la población a encontrarse, disfrutar y concluir en una gran bailanta en espacios públicos. El cine fue otro de los atractivos que, gracias a una pantalla inflable que posee el cinemóvil, realizó proyecciones en lugares poco habituales como parques, playas o polideportivos.

Por su parte, los artistas locales pudieron dar a conocer sus producciones, en algunos casos por primera vez en un escenario de tanta calidad técnica, accediendo al mismo tiempo, a una propuesta convocante de público interesado.

El patio de comidas del Parador Usina funcionó además como punto de encuentro para que grupos de amigos, familias y parejas realizaran intercambios en un ambiente distendido y relajado disfrutando del aire libre del verano. En el Camión Escenario Viajero el Show Gastronómico fue también un importante condimento para complementar las actuaciones de los artistas y los puestos de feriantes de producción regional, socializando en cada lugar recetas que incorporaban ingredientes de la región o rescataban tradiciones culinarias de la localidad visitada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*