Abril traería lluvias superiores a los 100 milímetros

lluvia

Las precipitaciones de este mes serán iguales o superiores a las del mismo período de 2016, según informes meteorológicos nacionales Habrá un posible repunte de El Niño durante el inviernoUn conjunto de informes coinciden. Uno pertenece al Servicio Meteorológico Nacional, otro a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, un tercero de la Bolsa de Comercio de Rosario y el último es un análisis de referentes de Hidráulica de la Provincia. Pronostican y advierten fuertes y abundantes lluvias en el litoral como también en otras zonas del país durante abril, un mes en el que pueden darse precipitaciones iguales o superiores a las del mismo período de 2016.
En abril de 2016 los milímetros caídos en el litoral superaron los pronósticos con más de 15 días de lluvia persistente y un resto de jornadas inestables que generaron miles de evacuados en toda la región y también en Entre Ríos, con zonas rurales muy afectadas, desbarrancamientos y ríos que desbordaron. Ahora la situación es diferente porque los cursos de agua están relativamente bajos, pero igual vaticinan temporales similares. Al 6 de abril de entonces, un año atrás, ya se hablaba de 7.000 afectados solo en Entre Ríos y 10 días después el número se había duplicado.
Ante esto, distintas entidades emitieron comunicados y dieron cuenta de posibles situaciones que estudian y siguen a diario para dar aviso y advertir.

El informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires afirma que las perspectivas indican para el período que va desde ayer al miércoles, un tiempo cálido seguido de precipitaciones y tormentas sobre el centro y el este del área agrícola argentina, con un marcado descenso térmico al final de este segmento. En la primera fase de estas proyecciones las temperaturas estarán por encima de lo normal con un aporte de abundante humedad atmosférica. Según el informe, luego se dará el pasaje de un frente de tormenta que provocará precipitaciones abundantes y fuertes sobre el centro y el este del área agrícola.
“Detrás del frente se producirá la entrada de una masa de aire frío, que provocará un marcado descenso de la temperatura”, indicó.
Otro informe divulgado por la Bolsa de Comercio de Rosario anunció que los volúmenes de agua por precipitaciones en abril serán mayores que las de igual mes de 2016. “Hace un año para esta misma semana se citaban pronósticos que generaban inquietud y preocupación y que ponían en alerta roja el noreste de Entre Ríos y sobre todo el centro de Santa Fe. En este fin de semana, la zona más afectada sería el litoral, pero también sectores de la franja este del país como Entre Ríos, este de Santa Fe y noroeste de Buenos Aires”, detalló ese comunicado.
Coincidente es el parte del Servicio Meteorológico Nacional: “Pero el evento más significativo de la semana va a llegar a partir del jueves, día en que una perturbación de niveles medios de la atmósfera va a ingresar al país afectando la zona central y luego la zona norte de Argentina” .
Quien analiza en profundidad estos datos en Entre Ríos es Oscar Duarte, del Departamento de Hidrología de Hidráulica provincial. Ante la consulta, dijo a UNO: “Marzo y abril son los meses más lluviosos del año de por sí. Son complicados por los cambios en las estaciones. Se pronostica para el sábado y el domingo lluvias importantes que superarán en algunas zonas los 100 milímetros en la provincia. Después ingresará aire frío, será entre lunes y martes. Se trata de un pulso. Generalmente estos se hacen más frecuentes hasta que ingresa el frío del invierno”.
Explicó que las grandes lluvias que se dieron en Salta, Tucumán, La Pampa y Chubut fueron porque los vientos del sur estaban debilitados y una masa de vapor se metió hasta la Patagonia. Sostuvo que por el seguimiento que realizan habrá precipitaciones que estarán por encima de lo normal para abril y acompañadas de temperaturas levemente superiores, pero aclaró que siempre hay un margen de error y más en esta época tan cambiante. Dijo que de ingresar un aire frío que se mantenga, el clima puede ser mejor de lo pronosticado.
Duarte explicó que hoy no hay Niño, pero advirtió: “La novedad es que al final del otoño podría iniciar un Niño débil. Aún seguimos en una etapa neutral. De darse esto significa un invierno más lluvioso”.
Para el período, habían vaticinado un Niño débil y de manera regional –confirmó Duarte– se cumplió, aunque no así en ciertos puntos donde llovió más de lo esperado. “Pero en la Cuenca del Plata y el Litoral no hubo excesos hídricos y los ríos quedaron por debajo de lo normal. Ahora se esperan precipitaciones intensas y si alguien sale a mirar por la ventana el clima no parece estar dado para eso. Ya es jueves (por ayer) y está fresco, puede no darse la lluvia. Pero seguirá ingresando aire cálido hasta el sábado y ahí coincidirá con el inicio del viento sur”, remató.

(Diario Uno)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*