Calucho Cresto y Nené Salazar, espalda con espalda, a los gritos y a vasazos limpios.

tres

“Que Giano me pida la renuncia está bien pero no voy a permitir que este atorrante me trate de mafioso”, gritaba el presidente de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande.

Luego de las elecciones primarias, a pedido del gobernador Sergio Urribarri, se realizó el martes pasado en Concordia una reunión con todos los que participaron de la interna del FPV para la intendencia con el fin de lograr la unidad.

El gobernador pidió que se convocara a Mariano Giampaolo, Eduardo Asueta, Guillermo Cuello y al ganador de las primarias, Enrique Cresto, para comenzar a trabajar en conjunto de cara a octubre.

En esa ciudad se dio una interna muy dura con fuertes cruces entre el concejal Giampaolo y el senador Enrique Cresto, pero principalmente entre Asueta y el legislador provincial, a cuya familia trató de mafiosos, entre otras cosas.

Además, en la ciudad se comentaba que los votos de asueta no eran acompañados por la lista del FpV en las demás categorías, sino que iban para Macri y Cambiemos.

La reunión se concretó este martes en la sede del partido de la capital del citrus pero el que no fue convocado fue ‘Calucho’ Cresto, el padre de Enrique, sobre quien comentaban los mentideros que, como no anda con pedos atascados, se le iba a salir la cadena.

Los ex precandidatos se reunieron en una habitación con Mauro Urribarri y Enrique Cresto pero en un momento llegó ‘Calucho’, que se enteró de la reunión y fue a pesar de no estar invitado, y empezó gritar en el patio contra Asueta, a quien trataba de “degenerado” y cargó contra su padre, ex rector de la Uner, y su abuelo, que era militar y “nos marcó en la dictadura”, según proliferaba el presidente de la CTM.

“Son una familia jodida, entregadora, nos tuvimos que esconder en una tapera junto con mi padre porque su abuelo nos marcó”, gritaba Cresto.

Esos alaridos fueron escuchados por Asueta, que salió del cuarto en el que estaban reunidos y comenzó a increpar al dirigente, recriminándole que no podía hablar así de su padre y de su abuelo porque no estaban presentes.

Según comentan los que vieron el hecho, Cresto, lejos de calmarse, se quiso ir a las manos con el ex precandidato pero fue detenido por los presentes.

Además intervino una concejal e histórica militante de la ciudad, Nené Salazar, quien acudió al socorro con un vaso de agua, que le tiró a Asueta. El ex precandidato se corrió a tiempo y el improvisado proyectil impactó en la humanidad del candidato a vice de Enrique Cresto, Armando Gay.

A principios de este año, Ángel Giano le pidió a Cresto su renuncia a la CTM cuando durante la precandidatura presidencial de Urribarri el dirigente dijo que había que encolumnarse detrás de Scioli porque era mejor candidato.

Entre el enojo de este martes, dicen los presentes que Cresto afirmaba “admito lo de Giano, está bien que pidiera mi renuncia, pero no voy a aceptar que este atorrante me trate de mafioso”.

El escándalo que se armó terminó cuando lograron separar a Asueta y Calucho y cuando Enrique Cresto se retiró del lugar visiblemente afectado emocionalmente por la situación.

A su padre Calucho poco le importó esto y, según comentan los presentes, enceguecido siguió su cometido contra Asueta y su familia.

One Response to Calucho Cresto y Nené Salazar, espalda con espalda, a los gritos y a vasazos limpios.

  1. Monica dice:

    CRESTO Y ZALASAR HDRMP LADRONES HAY QUE APEDREARLOS…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*